Una patrulla alada para espantar a las gaviotas 

El búho real del grupo, en Santa Margarita
El búho real del grupo, en Santa Margarita

Las gaviotas, amadas como símbolo de ciudad marinera y odiadas como plaga. A Coruña iba a ensayar un nuevo método para intentar mantener en equilibrio su población. Los responsables de ponerlo en práctica iban a ser los cuatro miembros de una nueva patrulla: un búho real y tres halcones (un peregrino, un gerifalte y un sacre).

Para que los coruñeses pudiesen comprobar el buen hacer de las rapaces, se había organizado una exhibición en el parque de Santa Margarita, durante la cual se explicaría todo lo relacionado con el proyecto. En el transcurso del espectáculo, las acrobacias de los policías alados ya hacían desaparecer cualquier rastro de aves enemigas, que preferían volar hacia cielos menos vigilados. Todo apuntaba a que partir de entonces buena parte de las gaviotas coruñesas deberían buscar exilio, por ejemplo, en las Sisargas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Una patrulla alada para espantar a las gaviotas