Emilia Pardo Bazán vuelve a Tabacos

Un espacio de la fábrica rendirá tributo a la autora de la novela «La tribuna», protagonizada por cuatro mil cigarreras


A Coruña / la Voz

Era la condesa que bajaba de la Ciudad Vieja a la Fábrica de Tabacos. Y las cigarreras, entonces 4.000, no estaban para miramientos. De entrada, la echaron: no querían saber nada con ella. Por algo fueron las protagonistas «da primeira folga de mulleres de Galicia», evoca Xulia Santiso, directora de la casa museo Emilia Pardo Bazán. Luego, cuando la condesa y escritora volvió con su hijo, aquellas trabajadoras se ablandaron, le contaron sus tareas diarias, sus horarios, sus inquietudes y así se fraguó La tribuna, que fue no solo la primera novela social del proletariado fabril femenino, sino la segunda naturalista de España, después de La desheredada (1881), de Benito Pérez Galdós. Además, en La tribuna nació el trasunto literario de A Coruña, Marineda.

Todo ello lo evoca Xulia Santiso, que en la tarde de ayer presentaba a Xesús Alonso Montero, presidente de la Real Academia Galega, que participó en el ciclo Xoves de Tabernas hablando sobre La tribuna, la novela de Pardo Bazán protagonizada por una cigarrera, Amparo.

Cuatro mil novelas

«Eu estou namorado de Amparo», confesaba Alonso Montero, provocando las risas entre las personas que abarrotaban el salón de actos de la RAG. «É unha novela proletaria, do proletariado feminino desde a primeira á última páxina, e isto que non fixera ninguén faino a Pardo Bazán», enfatizaba. De todos modos, y tras disculparse ante algunos reputados estudiosos de la escritora que estaban entre el público, afirmó que esta tercera obra de Pardo Bazán «é unha novela non moi lograda». En este sentido, apuntó Montero que era la primera vez «que unha muller traballadora asume o protagonismo» de una novela, si bien «Pardo Bazán é nova e se cadra non se atreveu a facer as 600 páxinas que debería facer». Recordó asimismo como la autora había indicado en el prólogo que era la novela de una mujer «pero di que hai catro mil novelas, cada persoa é unha novela».

También detalló el ponente que Pardo Bazán cuenta lo que ocurre entre marzo de 1867 y el 11 de febrero de 1873 cuando se proclama la primera república española. Y es que Amparo, la protagonista, tiene una curiosa función en la Fábrica de Tabacos: es lectora, algo que Alonso Montero recordó haber visto en las fábricas de tabaco de Cuba en el año 2000, «alí leen Granma, que é o periódico do Partido Comunista». Pero Amparo leía periódicos del republicanismo liberal «e ás veces declamaba, arengaba, é unha intelectual que sabe moito de socioloxía», decía Montero, aludiendo a la huelga de las trabajadoras de la fábrica tras varios meses sin cobrar.

Con esta larga historia detrás, en estos momentos se está gestionando que la Fábrica de Tabacos tenga, una vez acabada la reforma a la que está siendo sometida, un espacio en el que se mantenga viva la memoria de Emilia Pardo Bazán y su papel en la invención de A Coruña como un lugar literario, su particular Macondo, y se pueda evocar la memoria de las cigarreras. Será el momento en el que Emilia Pardo Bazán volverá a Tabacos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Emilia Pardo Bazán vuelve a Tabacos