Por qué se hunden las calles en A Coruña

Una red de saneamiento antigua y las fuertes lluvias explican el socavón de Durán Loriga


A Coruña / La Voz

El hundimiento de una parte de Durán Loriga es el segundo en la ciudad en poco más de mes y medio. Aunque la magnitud del agujero recién abierto es menor, el caso es muy similar al que obligó a cortar Rubine durante más de medio mes. El edil de Rexeneración Urbana, Xiao Varela, confirmaba ayer que los plazos para Durán Loriga no van a ser menores, y que se espera que la reparación se demore, como mínimo, tres semanas.

El hecho de que parte de dos calles se hundan en tan poco margen de tiempo, y que en los dos casos suceda en días de intenso temporal, pone en evidencia la existencia de un problema que, aunque no es exclusivo de A Coruña, sí se acentúa por la geografía de una urbe pegada al mar, al que le ha ganado terrenos con los años, y por la falta de mantenimiento e inversiones en su red de evacuación de aguas.

Pozos de pluviales

En los dos casos ocurrió algo similar. Sendos pozos de saneamiento deteriorados que recogían aguas de pluviales rompieron a causa de la sobrecarga. El suelo, empapado ya por las lluvias, acabó colapsando, produciéndose movimientos. Sin una base sobre la que asentarse, el asfalto de la superficie cedió y se hundió.

La reparación de Rubine requirió una inversión de algo más de 200.000 euros. La de Durán Loriga será algo menor, pero tampoco será barata para las arcas municipales. En el último de los casos se apuntalarán las paredes para evitar derrumbes. Después se cambiará el pozo por uno nuevo y también las tuberías dañadas que llegan hasta allí. Rellenarlo de nuevo de tierra y asfaltar será el último paso.

«Este tipo de socavones se producen por circulaciones de agua que arrastran en el terreno, primero se generan huecos reducidos, se agrandan, colapsan y se produce el socavón», indica el ingeniero Arturo Antón, profesor de Proyectos en la UDC, que también apunta que sucesos como el de Durán Loriga tienen que ver con la falta de mantenimiento.

A la falta de inversión achaca asimismo el problema el también ingeniero Juan Antonio Rodríguez. «El saneamiento tiene muchos años y se invierte poco en él», apunta, y añade que el lavado de material por el agua también puede ser más intenso en las zonas de relleno ganadas al mar, aunque el problema, insiste, tiene más que ver con la red en mal estado que con el lugar y las precipitaciones.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

Por qué se hunden las calles en A Coruña