El azote de los supermercados, a prisión

Una jueza ordena el ingreso en la cárcel de una mujer que hizo del robo en establecimientos «su medio de vida»


a coruña / la voz

Lo dice la jueza en el auto de prisión: «La sustracción en supermercados parece haberse convertido en algo habitual para María del Carmen G. M. Es su modo de vida». Por eso, y porque parece que es la única manera de evitar que la detenida continúe delinquiendo, la titular del Juzgado de Instrucción número 8 de A Coruña decidió su ingreso en prisión comunicada y sin fianza.

Por el momento, su abogado, el penalista Diego Reboredo, solicitó su libertad con el compromiso de que su clienta no vuelva a pisar la ciudad en años.

Ya habían sido muchas las veces que esta mujer, de etnia gitana y de 45 años de edad, fue detenida y condenada por robar en supermercados de la ciudad. Pese a ello, jamás había pisado una cárcel. Hasta ahora, las penas que le impusieron quedaron en multas o trabajos para la comunidad. Pero la jueza, esta vez, y con el nuevo Código Penal en la mano, la envió a prisión pese a que el delito cometido no suele acarrear pena privativa de libertad.

Plaza del Conservatorio

A María del Carmen G. M. la detuvieron esta vez en un supermercado de la plaza del Conservatorio. Ocurrió el pasado 19 de febrero. Minutos antes de las nueve de la noche, según aparece en el atestado policial, la ahora encarcelada, acompañada de dos compinches, accedió al establecimiento. Nada más verla, los empleados, cansados ya de ser víctimas de sus robos, la sometieron a una estrecha vigilancia. Cuentan que no hubo mucho que vigilar, pues esta mujer se mueve con descaro. La vieron meterse entre sus ropas multitud de latas de conserva. Así que al llegar a la caja le pidieron que devolviese todo lo sustraído. La imputada, como sus compañeras, se resistió. Tanto es así, que una de ellas bajó la verja en un intento de atemorizar a los trabajadores. En cuanto los empleados del supermercado vieron a la policía, abrieron la verja y les informaron. Una de las ladronas había podido huir, pero la procesada y su amiga optaron por entregar todo lo sustraído, que sumaba 90 euros.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El azote de los supermercados, a prisión