A la avenida le faltan 30.000 coches

Los ingenieros no se explican las diferencias numéricas sobre Alfonso Molina


A Coruña / La Voz

La diferencia entre los datos de intensidad de tráfico en Alfonso Molina que manejan Fomento y el Ayuntamiento no encuentra una explicación razonable. Desde el consistorio apuntaron esta semana que los que ellos manejan le fueron solicitados a la DGT. Ayer el consistorio rehusó dar más información ni desgranar ese informe.

Fomento, por su parte, recordó que desde 1960, a través de miles de estaciones, son ellos los que obtienen las cifras de IMD de sus propias vías y que en base a esos datos, planifica. La única explicación que ofrece es la posibilidad de que la DGT tome medidas en otro tramo de la avenida, pero antes de llegar a algún punto donde otra carretera aporte más vehículos. Así se explicaría que en diciembre del 2015 para Fomento pasen 132.124 vehículos diarios por la avenida y que para el consistorio -basado, dicen, en la DGT- sean 101.900.

La explicación podría servir si no fuera porque en enero de ese año pasa justo lo contrario: para el consistorio pasan 104.730 vehículos por 90.346 que computa Fomento. «No tiene mucha explicación, a veces los datos se componen, pero el dato bruto parece muy difícil discutirlo», cuenta el ingeniero de Caminos Juan Antonio Rodríguez, para quien «el medidor da lo que da», aunque otra cosa son las proyecciones, que se hacen de otro modo.

Otro ingeniero especialista en movilidad urbana, Gael Sánchez, tampoco encuentra explicación a la divergencia: «Entendo que as cifras veñen de Fomento, que é o que ten unha estación de aforos e as colle», dice.

Un problema complejo

Sánchez deja claro que está de acuerdo con «humanizar» la avenida, pero con eso no llega para solucionar los problemas existentes: «Para min hai parte de razón nas dúas posturas», dice, y apunta que Alfonso Molina debe mejorar mucho en integración con los barrios que lo rodean, eliminar su efecto barrera y hacerla más permeable y utilizable por los peatones. «Pero obviamente existe un problema de capacidade», cuenta, que hay que resolver.

El debate, dice, no es nuevo y en otros países se dio ya en los años 60. «Podemos pensar que unha cidade cun transporte público moi potente pode facer remodelacións moi fortes», apunta, y pone como ejemplos actuaciones en Madrid y París. A Coruña no cuenta con esos medios ni con un transporte metropolitano que ofrezca alternativas reales al coche. Hacen falta, dice, estudios y panificación para decidir qué hacer y cómo. «É un problema moi complexo», dice el ingeniero de Caminos.

Por la vía pasan tres coches por segundo entre las 8 y las 9 de la mañana

Desde Fomento apuntaban ayer que es importante leer las cifras en su desglose horario. La ampliación no se plantea para las horas de menos tráfico, por ejemplo de madrugada, sino para solucionar los embotellamientos.

En ese sentido indican desde el departamento de Ana Pastor que el peor momento del día para pasar por la avenida es entre las ocho y las nueve de la mañana, cuando muchos y salen y muchos entran a trabajar. Hay dato para esa hora: 10.488 coches diarios, es decir, que durante esa hora pasan casi tres vehículos por segundo.

Le añaden que el punto crítico, en dirección entrada, es el enlace con la autopista, que suma miles de vehículos más a los que hay que dar una solución «para que los embotellamientos sean lo más leves posible».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

A la avenida le faltan 30.000 coches