Sor Eusebia proyecta 12 minicasas para dar vivienda a los sintecho

Rodri GArcía A CORUÑA / LA VOZ

A CORUÑA CIUDAD

El Hogar Sor Eusebia acoge a 58 personas y en lista de espera para ingresar hay más de 30.
El Hogar Sor Eusebia acoge a 58 personas y en lista de espera para ingresar hay más de 30. Gustavo Rivas

La Escuela de Arquitectura analizará hoy la iniciativa extrapolable al resto de Galicia

27 ene 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

Una cama, una mesilla de noche, un armario, un váter, un lavabo y calefacción. Todo en siete metros cuadros y con llave propia para el usuario. Son las «unidades residenciales prefabricadas» que promueve el Hogar Sor Eusebia para personas que habitualmente duermen en los escasos dos metros cuadrados de un cajero o de un escaparate. El proyecto lo han bautizado como Mi casita y dicha entidad pensaba ubicar estas minicasas en las inmediaciones del centro que tiene en el lugar de Mazaido, en Bens.

En la sede de la entidad tendrá lugar en la mañana de hoy una reunión entre el presidente de Sor Eusebia, José Vicente Martínez Rico, y el director de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de A Coruña, Fernando Agrasar. El objetivo es dar un primer impulso a dicho proyecto «y establecer una línea de colaboración entre las dos instituciones, que se concretaría en la convocatoria de un concurso de ideas para diseñar los módulos habitacionales para estas personas que están en la más lacerante exclusión social», apuntan desde Sor Eusebia.

Gestiones a tres bandas

La puesta en marcha de este proyecto, en el que inicialmente está previsto que se construyan entre diez y doce minicasas, se asienta en tres soportes: la mencionada Escuela de Arquitectura, la Xunta y el Ayuntamiento de A Coruña. Y las gestiones para que estas viviendas puedan empezar a ser usadas en el último trimestre del año, coincidiendo con la llegada del invierno, se están llevando a cabo de forma simultánea con las tres instituciones. En la documentación del proyecto el presidente de Sor Eusebia, Martínez Rico resalta: «Non pedimos apoio económico, senón administrativo para que a burocracia non nos impida levar a termo o noso proxecto».