La ciudad de los 201 barrios (y microbarrios)

E. E. A Coruña / La Voz

A CORUÑA CIUDAD

Xulio Ferreiro y Xiao Varela a su llegada al Ágora, donde se reunieron con los vecinos.
Xulio Ferreiro y Xiao Varela a su llegada al Ágora, donde se reunieron con los vecinos. marcos míguez< / span>

El consistorio todavía no ha establecido en cuántos distritos se dividirá la urbe y con qué competencias

20 ene 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

El programa A Porta Aberta, puesto en marcha por la concejalía de Participación vivió ayer un nuevo capítulo de su desarrollo con la presentación de un foro ciudadano en el Ágora con los estudios previos a la finalización del proceso que dividirá A Coruña en distritos dotándolos con unas competencias, tal y como establece la ley del 2003. El alcalde, Xulio Ferreiro; el edil de Rexeneración Urbana, Xiao Varela, y la edila de Participación, Claudia Delso, participaron en el encuentro.

Esta última explicó por la mañana lo hecho hasta el momento. A nivel práctico -sistemas de decisión, formas de participación, competencias- todavía no hay ningún resultado, pero la concejalía realizó un interesante estudio sobre la división histórica de la ciudad y también sobre las encuestas, a unas mil personas, para que estas definieran sus barrios, superponiendo las respuestas sobre un mapa para establecer esas fronteras imaginarias.

A Coruña contaba en el siglo XIX con 13 barrios y siete distritos de los que, dijo Delso, se desconoce la función que tenían. Hay muchas otras divisiones: las de las áreas de los centros de salud, los códigos postales de Correos y hasta las cinco parroquias. Los dos distritos en que se dividió la urbe en el 2004 nunca llegaron a tener contenido.

De los análisis de la cartografía del proceso de consulta con los vecinos se desprende una división en 201 barrios o «entidades poboacionais». Los cuestionarios arrojan resultados curiosos, como el hecho de que la plaza de As Conchiñas sea marcada por muchos como «capital» del Agra, o que otros especifiquen que, antes de sentirse de Monte Alto, son de Orillamar. También se ven los vínculos con la comarca. Los datos sobre la percepción subjetiva de la ciudad son, sin duda, interesantes. Faltan por concretar las consecuencias práctica de la división de la ciudad.