«Esto es un trastorno para el bolsillo»

Los usuarios se quejan del mayor precio y la falta de alternativas para sustituir los pases

.

A Coruña / La Voz

El autobús urbano les cuesta 0,33 euros por viaje a los desempleados, estudiantes y jubilados de la ciudad. Para acceder a esa tarifa bonificada -la normal es de 1,30 euros- lo hacen a través de las tarjetas Millennium, un dispositivo para el que hace ya casi un mes que no hay repuestos y que se estropea con frecuencia.

En la práctica eso significa que cientos de vecinos se ven obligados a pagar la tarifa normal mientras no llegan las nuevas tarjetas o, como mucho, comprar la metropolitana, de la Xunta, con la que el viaje sale a 0,85 euros. Con las pensiones y subsidios que se pagan en la ciudad ese encarecimiento es, para muchos, un problema real. «Es la tercera vez que vengo a pedir la tarjeta y ni la hay ni se sabe cuándo va a llegar. La usa mi mujer para hacer dos viajes diarios, y esto ya es un trastorno que nos entra en el bolsillo todos los días», contaba Arturo Cabado, jubilado, en la estación de autobuses.

«Queremos sacarla pero no hay, y hace falta para ir al médico y para muchas otras cosas», explica por su parte en el mismo lugar Jesús López Blanco.

Otro vecino, José María Gómez no entiende la situación: «Llevo un mes pidiendo la tarjeta y no hay. Quieren evitar que haya coches en la ciudad pero estamos como estamos y así es malo para el Ayuntamiento, porque la gente saca el coche, y para nosotros, que nos cuesta dinero», dice.

Por su parte la usuaria y presidenta de la Asociación de Jubilados, María Luisa Ansorena, confirma que «los asociados están desesperados por esta situación», y lamenta que además el dispositivo «se estropea mucho».

La tarjeta no es nueva, lleva años y siempre ha dado problemas, pero salvo alguna ocasión puntual, siempre ha habido repuestos y cuando no, se han ofrecido alternativas.

Lo que se iba a solucionar en una semana ya va para un mes y en el Ayuntamiento aún no tienen una fecha. «A semana pasada dixéronnos que as tarxetas estaban en Madrid e que esta semana chegarían á A Coruña, agardemos que sexa certo», decía ayer el alcalde, Xulio Ferreiro. «Unha vez máis queremos desculparnos con todos os veciños que están sufrindo o problema», apuntó, justificando la situación en el hecho de que solo una empresa en el mundo vende la tecnología de las Millennium y la firma tiene problemas. «Estás atado de pés e mans», dice, anunciando cambios a medio plazo. El problema -y en ello insiste el PP- es que no se están ofreciendo alternativas y que por algo ajeno a ellos, los vecinos han desembolsado miles de euros que se podían haber ahorrado durante el último mes.

Votación
0 votos
Comentarios

«Esto es un trastorno para el bolsillo»