Quince años ¿sin final a la vista?

El buque insignia de la sanidad, en obras desde el 2000, amenaza con varar sin fondos de la Xunta


a coruña / la voz

El proyecto de Orzamentos de la Xunta para el 2016 ha caído como un jarro de agua fría sobre el que, gobiernos de uno y otro color, han calificado como el buque insignia de la sanidad gallega. El Chuac recibirá de las arcas autonómicas solo 2,97 millones para finalizar las obras de la segunda fase del plan director y las cuentas no prevén aportaciones en años sucesivos para completar un proyecto iniciado con el nuevo siglo y al que, sobre los planos, le faltaría todavía una tercera fase. De forma muy resumida, la modernización de un hospital que algunos apostaban por construir de nuevo en otro emplazamiento tendría pendiente levantar dos nuevos bloques para ubicar consultas y el área administrativa, además del tan necesario como reclamado párking y la puesta al día del Materno.

La Consellería de Sanidade no precisó ayer si el documento del ejecutivo de Feijoo podría sufrir modificaciones y finalmente comprometer los fondos, todavía por cifrar, para ejecutar en su totalidad un plan de reforma y ampliación que se tropezó con la crisis como excusa para sucesivos cambios y reiterados retrasos.

No se descarta no obstante que el vacío de inversiones para próximas anualidades de los presupuestos de la Xunta, que de inmediato desató reacciones de protesta entre los colectivos profesionales y las formaciones políticas, se corrija con la inclusión de la financiación requerida, a riesgo de que las comparaciones localistas dejen en mal lugar el reparto de los dineros públicos entre ciudades rivales.

Un año tiene por delante la administración autonómica para echar cuentas y ajustar presupuestos que respondan a los requerimientos de un complejo hospitalario que tiene a su cargo la salud de más de medio millón de personas y es referencia en muchas especialidades no solo para el conjunto de Galicia, sino también para vecinos de otras comunidades del resto de España.

En años con marea de recortes, cuenta además el Hospital A Coruña -para muchos todavía la residencia sanitaria- con el empuje de sus verdaderos propietarios, una ciudadanía que valora a quien la cuida y que en su día ya fue capaz de movilizarse durante meses y ganar a Defensa otro hospital (el antiguo Militar) para todos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Quince años ¿sin final a la vista?