Ferreiro tilda de «antigo» a García Seoane por defender la ampliación de Lavedra

El regidor coruñés subraya que no renuncia al cuarto carril en Alfonso Molina y defiende la «humanización» de la avenida

La Voz

«Nestes momentos seguir dicindo que a solución para a mobilidade da comarca pasa por aumentar os coches e meter máis coches na cidade da Coruña é algo, por dicilo suavemente, antigo», afirmó el alcalde, Xulio Ferreiro, en respuesta a las críticas lanzadas por su homólogo de Oleiros, Ángel García Seoane, contra las dudas del gobierno de la Marea Atlántica sobre la ampliación de Alfonso Molina.

El regidor coruñés añadió que «a mobilidade dunha cidade do século XXI non pode basearse só no automóbil e nós imos a traballar para iso», en referencia a la propuesta de la Marea de convertir el transporte público en la primera opción para la movilidad de la ciudad y su área.

Pero subrayó que esa política «non significa que vaiamos a renunciar á obra» de ampliación de la avenida. Es más, insistió en que la reforma «vaise facer» y, en caso de que al final no sea así, «non será por este Concello».

El alcalde también defendió la postura enunciada por el concejal de Rexeneración Urbana, Xiao Varela, que planteó introducir algunos cambios en el proyecto para «humanizar» o «dulcificar» Alfonso Molina. Ferreiro señaló que van a intentar, «de común acordo con Fomento», reconfigurar el proyecto para que se adapte «ao plan Busquets», en el que ya se preveía que la avenida fuese «máis amable», con una menor carga de tráfico que pasaría a vías como la tercera ronda.

García Seoane había calificado de «gravísimo» que la Marea tuviese dudas sobre la ampliación de la avenida, en referencia a las declaraciones de Xiao Varela en las que aseguró que el plan del gobierno local sobre la vía consiste en «humanizala», y «humanizala non pasa por ampliala».

El regidor oleirense vaticinó al respeto que «sen carreteiras, como todo o mundo ten coche, morreremos no coche, pasaremos montón de horas e dende logo non estaremos humanizados, estaremos bravísimos acordándonos da nai de alguén».

La fábrica de armas abre una crisis entre Marea y PP

«O que imos facer, coas nosas competencias, é evitar que eses terreos [la fábrica de armas] se usen para especular, terreos que o anterior goberno encargouse de converter en urbanizables». Esas palabras de Xulio Ferreiro pronunciadas ayer han originado la peor crisis entre la Marea y el PP desde el inicio del mandato.

Los conservadores acusaron al alcalde tener «una preocupante afición por la mentira reiterada» que «oculta su total desconocimiento» de la situación de la urbe, después de recordar que fue el bipartito PSOE-BNG el que «dejó los terrenos clasificados como edificables» y que el gobierno anterior, liderado por el PP, «blindó en el plan general con un uso industrial toda la parcela, impidiendo que nadie pueda especular con los terrenos».

Los populares exigieron «una rectificación inmediata de la mentira de Xulio Ferreiro» y que «frene su maratón mediático y prepare las comparecencias ante la prensa para evitar hacer el ridículo con declaraciones que no responden a la realidad».

Ferreiro se reuniera por la mañana con los responsables de Hércules de Armamento, la empresa adjudicataria de la gestión de la fábrica de armas para mantener la actividad industrial en ella.

El regidor subrayó que su gobierno será «moi estrito» para prevenir posibles movimientos especulativos tanto en esas fincas como en otros puntos de la ciudad.

Ferreiro señaló que el plan de la compañía tiene «interese para a cidade» y destacó que se basa en el «sector civil» y en las «altas tecnologías», por lo que el Ayuntamiento mantendrá su apoyo al proyecto si continúa en esa línea.

Fuentes municipales señalaron que los representantes de Hércules de Armamento informaron al regidor de que en el mes de octubre esperan dar un «salto cualitativo» en su gestión de la factoría, con más contratación de personal y nuevos encargos.

El gobierno local releva a la jefa del servicio de Contratación

El gobierno local ascenderá a Beatriz Mariño Vila, responsable del departamento de Contratación, a jefa de ese servicio. La actual encargada de esa área, que tuvo que declarar ante la jueza Pilar de Lara por la operación Pokémon en calidad de imputada, pasará a ser responsable del departamento de Xuventude.

Mariño fue jefa de Actividades Urbanísticas entre 1998 y el 2005, por lo que debió testificar en la investigación municipal sobre Someso, urbanización sobre la que redactó un informe, antes de pasar al departamento de Gestión y luego a Contratación.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos
Comentarios

Ferreiro tilda de «antigo» a García Seoane por defender la ampliación de Lavedra