La pelea entre los socios de Hércules de Armamento, otra brecha en la fábrica de armas

El último director es ahora el principal responsable del proyecto y mañana se cumplen dos años de protestas de los extrabajadores


A Coruña / la Voz

La nueva resurrección de la fábrica de armas. Es una expresión utilizada en más de una ocasión desde que la multinacional General Dynamics anunció que la cerraba a finales del 2012. La tarea de resucitarla se está haciendo larga, laboriosa y con muchos sobresaltos. El último de ellos ha sido la pelea entre los dos socios principales de Hércules de Armamento, la empresa a la que el Ministerio de Defensa adjudicó la gestión de las instalaciones. Este proceso de adjudicación lo detallaban así los responsables de dicha firma en un comunicado del pasado 20 de abril: «Fue el 10 de octubre del pasado año, aunque la notificación oficial llegó en noviembre y no fue firme hasta el 10 de enero del 2015».

Una semana antes de este comunicado, el día 13 de abril, el Boletín Oficial del Registro Mercantil, publicaba la revocación de Juan José Gómez Rey como apoderado solidario, junto con la de Rafael Núñez Seoane y Sergio Diéguez de la empresa Hércules de Armamento. En la misma publicación era nombrado apoderado de la misma Jorge Mejuto García, hijo de Ramón Mejuto, quien junto con Gómez era uno de los dos socios principales de Hércules de Armamento.

Mejuto fue además el último director que tuvo la fábrica de armas antes de este cierre y tiene una larga experiencia en la misma, donde fue aprendiz. Las discrepancias entre ambos socios están ahora en el Juzgado Mercantil numero 2 de A Coruña.

Paralelamente al papeleo que se iba presentando en el juzgado, y en las semanas anteriores a las pasada elecciones municipales, se produjeron reuniones y conversaciones con vistas a buscar un socio que sustituyera a Gómez (que contaría con algo menos de la mitad del capital de Hércules de Armamento). Esa opción todavía no se ha concretado y el dueño de la firma Businessnear trata de deshacerse de su parte en Hércules de Armamento.

En el interior de la fábrica «todo el proceso productivo ya está a punto de comenzar la actividad plena a nivel industrial, a la espera de las citadas homologaciones». Esto decían desde Hércules de Armamento en el comunicado del 20 de abril.

Además, los 61 extrabajadores afiliados a UGT que no aceptaron las condiciones para marcharse voluntariamente cumplen mañana dos años de movilizaciones y mantienen su acampada ante las instalaciones. Desde el primer momento fueron muy críticos con todos los pasos de los socios de Hércules de Armamento.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La pelea entre los socios de Hércules de Armamento, otra brecha en la fábrica de armas