Los hoteleros temen perder clientes con unas fiestas menores

El gobierno local organizará unos festejos de María Pita más austeros


A Coruña / La Voz

La mención, por parte del concejal de Cultura, José Manuel Sande, de que las fiestas de este verano podrían durar menos que el anterior ha generado reacciones opuestas según los colectivos a los que se pregunte.

Para los hosteleros, la duración de los fastos estivales sí supone un incentivo para atraer turistas y clientes, como dejó claro el miércoles el presidente de los hoteleros, Rafael Benito. En su sector esa es la impresión mayoritaria, basta darse un paseo por los bares del centro para escucharlo. A ellos buena parte del negocio les llega por esa vía.

«Aínda estamos a determinar a lonxitude desas festas, pero haberá festas todo o mes, porque hai cousas como as feiras de artesanía e do libro e o Salón do Cómic que se van facer. Pero este ano o orzamento é baixo, deixaron a cuarta parte do que había o ano pasado e iso obrigará a ser máis austero, pero si haberá pequenas actividades que aínda están por determinar», apuntaba ayer el edil de Cultura, sin concretar todavía cuál será el cartel veraniego de la ciudad.

Para la presidenta de la Federación de Asociaciones de Vecinos, Luisa Varela, un posible recorte de tiempos tampoco supone un drama: «En los últimos años fueron más largas de lo normal, porque empezaban ya en julio, y en la situación económica en la que estamos no es necesario gastar tanto dinero», dice. Sus matices tienen más que ver con el contenido: «Nos gustaría que se repartieran más por los barrios y que se recuperasen tradiciones perdidas, como los conciertos en el parque Europa o las verbenas en Elviña, que fueran más abiertas y no tan centradas en el entorno de María Pita», asegura la representante vecinal, para quien también se podría recuperar la «semana grande», más vinculada al centro, y repartir más el resto.

Para la socialista Mar Barcón lo fundamental no es la duración sino que lleguen a más sitios: «La idea es que sean las fiestas de toda la ciudad, hay lugares estupendos para los conciertos, como el parque de Novo Mesoiro, Los Rosales, la plaza Pablo Iglesias, Monte Alto... No tienen que ser todos en María Pita», dice.

Para el PP, por su parte, acortar no es acertado: «Es una inversión que repercute en hoteleros, hosteleros y pequeño comercio», dice Negreira, que cree que el sector padecerá esa merma.

Los lectores no se ponen de acuerdo sobre el modelo idóneo de la cita

El anuncio de la posibilidad de que las fiestas de María Pita se acorten en el tiempo generó un encendido debate entre los lectores de La Voz en la redes sociales. «Todo lo que es bueno tienen que sacarlo», protestaba uno en uno de los comentarios a la información en Facebook. «Ya empezamos con los recortes», secundaba otro.

Existen más aportaciones en esa línea, pero también en la contraria. «Quiero pensar que A Coruña tiene más que ofrecer que unos días de fiesta», colgaba una lectora en alusión a que el turismo busca otros acicates.

«Porque nos quiten de comer no pasa nada pero, eso sí, si recortan las fiestas nos indigna», apuntaba otro usuario de la red sobre el posible cambio en el calendario previsto.

«Si tanto indigna que las fiestas duren menos, que promocionen las de los pueblos de los alrededores», aportaba una quinta lectora recordando que más allá de la ciudad, en la zona hay festejos que llenan todo el calendario veraniego. «Que les vaya bonito a los que les votaron», disparaba otro lector indignado. Y al revés: «Mucha fiesta, pero si después no tienes un plato que llevar a la boca...». Fiestas habrá, pero serán más baratas que las últimas celebradas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Los hoteleros temen perder clientes con unas fiestas menores