Marea y PSOE afinan la máquina

Los socialistas buscan plasmar en el papel su relevancia en el mandato


A Coruña / La Voz

El segundo encuentro de trabajo entre la Marea y el PSOE se celebró ayer en un hotel de la ciudad y de nuevo ambas partes hablaron del «bo clima marcado polo entendemento» y de la «línea de diálogo y buen entendimiento». Buenas palabras entre los dos grupos que, después de hora y poco de reunión acabaron sin concretar acuerdos. Habrá más encuentros para ello después de la investidura con el objetivo de cerrar diversos temas a corto plazo.

El pleno de organización se tiene que convocar como muy tarde 30 días después de la investidura, y para entonces tendrá que haber propuestas concretas que llevar a la sesión y que la Marea necesita consensuar con el PSOE para tener garantías de que se aprueben.

En el grupo de trabajo estuvieron Benedito Álvarez, Iago Martínez y Mónica Balado por parte de la Marea e Isidro Frías, José Manuel Dapena y José Manuel García por parte del PSOE.

Sobre la mesa, según transmitieron ambos grupos al acabar la reunión, los cambios a realizar en el Reglamento Orgánico Municipal y en la «organización municipal». «Volveuse visibilizar a vontade e posibilidade de acordo entre as partes», especificaron desde la Marea. Un «clima de diálogo y cordialidad marcado por el entendimiento», apuntaba el PSOE.

Los de Xulio Ferreiro, además, «en exercicio da transparencia institucional» tuvieron el gesto de entregar a los socialistas una copia de la documentación facilitada por el PP para el traspaso de poderes.

Los cambios en el reglamento son relevantes porque la Marea pretende modificar determinados asuntos, como introducir normas de participación ciudadana, por ejemplo. Pero en la reforma del ROM subyace otro asunto importante, no especificado ayer por ninguna de las partes: el PSOE tratará probablemente de visualizar su papel de llave en el nuevo gobierno. No entrarán en él y facilitarán la investidura, pero su apoyo será necesario para que la Marea tenga garantías de aprobar los temas relevantes en los plenos.

Con sus seis ediles en la corporación los socialistas tratarán de que su peso en este mandato se note desde el principio. Lo harán ya aportando sus propuestas al cambio en el ROM, texto que, entre otras cosas, recoge la composición de las comisiones y las posibles delegaciones de competencias, por ejemplo. Es más que probable que los de Mar Barcón deseen que el mayor porcentaje posible de esas competencias recaigan en el pleno, donde su voto hará inclinar la balanza de un lado o de otro.

Tras dos reuniones, y al menos una más en perspectiva la semana que viene, los socialistas han dejado claro que hay que negociar con ellos, de entrada porque más allá de la investidura -ya han confirmado que votarán a Ferreiro-, para que la Marea pueda aprobar la reducción de sueldos del gobierno local que proponen, también podrían necesitar el apoyo del PSOE, algo que desde esta formación quieren dejar claro desde el principio.

Reunión con el BNG

Por otra parte, la Marea mantuvo también ayer un encuentro con el BNG dentro de la ronda de contactos con otras formaciones. El próximo alcalde, Xulio Ferreiro, acudió a esa cita con Avia Veira, -que será nueva edila y portavoz nacionalista- y su equipo en el hotel Riazor.

«É unha reunión formal, o interese non é son numérico -el BNG no les haría falta-, interésanos un apoio amplo na investidura», dijo el próximo alcalde, Xulio Ferreiro. Veira, por su parte, recordó que el apoyo lo decidirá hoy el consello local y que en el mandato ellos apoyarán «políticas galegas e de esquerdas».

Por otra parte, la Marea solicitó al gobierno saliente detalles sobre el estado de ejecución de ingresos y gastos y las facturas pendientes en el presupuesto. Además, quieren conocer asuntos relacionados con empresas públicas como Emalcsa y Emvsa.

Los de Ferreiro convocan por las redes sociales a asistir a la toma de posesión

La Marea se está moviendo estos días por las redes sociales -Facebook y Twitter- para convocar a los vecinos a acudir a la sesión de investidura del próximo alcalde, Xulio Ferreiro, que será el sábado, a las once de la mañana, en el Ayuntamiento.

Aunque el aforo en el interior del consistorio es muy limitado, la Marea tiene previsto realizar un acto público en la plaza de María Pita tras la sesión.

La investidura se transmitirá íntegramente a través de Internet y se podrá seguir en dos grandes pantallas instaladas en dos salas de la casa consistorial, aunque también tienen una capacidad reducida.

La ceremonia será más sencilla de lo habitual en A Coruña. El gobierno entrante ya ha expresado en diversas ocasiones su intención de simplificar los actos protocolarios y aligerar de ornamentos el funcionamiento del Ayuntamiento. Entre otras cosas, los nuevos ediles ya no recibirán el día de la toma de posesión la medalla que hasta ahora se les entregaban, lo que supondrá un ahorro para las arcas municipales cercano a los 25.000 euros.

Aclaración de Vázquez

Por otra parte, el exalcalde socialista Francisco Vázquez aclaró ayer que él nunca cobró del Ayuntamiento, ya que lo hizo siempre como senador, diputado o parlamentario, y que el dinero que percibió por asistencia a plenos y órganos colegiados lo donó a partes iguales a la Cocina Económica y a las Hermanitas Desamparadas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Marea y PSOE afinan la máquina