Rafael Benito: «Empecé de camarero en el Palace»

El presidente de los hosteleros coruñeses y director del Finisterre y del Hesperia Coruña recuerda sus inicios


A CORUÑA

Madrileño de nacimiento y coruñés de adopción. «Conocí a mi mujer hace, -piensa unos segundos-, unos trece años en Madrid y nos casamos hace diez. Como ella es coruñesa me trajo para aquí», recuerda sonriente. Tiene un hijo de ocho años «que vale por 4 o 5» y al que le encanta ir a los hoteles. «El otro día lo llevé al bufé del Finisterre y le pregunté si le gustaría trabajar en un hotel y me dijo que para eso ya estaba yo, que él prefería ir solo a comer». Tiene 42 años «bien llevados». Le gustaría hacer deporte, «pero no tengo tiempo y el poco que me queda libre se lo dedico al crío», asegura Rafael Benito Cases (hijo de un salmantino y una oriunda de Barbastro, Aragón). Charlamos en la coqueta Gastroteca del Hesperia de Juan Flórez, del que es director, al igual que del emblemático Finisterre. «El cliente de un hotel de cinco estrellas no es especial, pero espera sentirse especial y eso lo hace complicado porque sus expectativas son altas», afirma.

Una noche con Bruce

Antes de establecerse en A Coruña trabajó en Madrid, Barcelona, La Toja, Zaragoza, Sevilla... «Desde el 2001 estoy en Hesperia, pero empecé de camarero en el Palace. Con 23 años ya era maitre y mis compañeros eran bastante mayores», rememora. Se declara fanático de Bruce Springsteen. «Tuve la suerte de conocerlo en persona. Sabía que tenía una fiesta en el Palace después del concierto porque allí conservo buenos amigos. Lo esperé hasta las dos de la madrugada. Salió con un whisky en la mano y estuvimos charlando en un sofá. Es un tío de lo más normal. No vino a A Coruña, pero si lo hiciese vendría al Finisterre seguro», comenta mientras el camarero nos sirve unos caramelos de sardina con pimientos. The Boss es su ídolo, pero es un apasionado de la música en general. «Fui coleccionista de discos», destaca. También le gusta leer y cocinar. «En casa cocino yo y a mi hijo le encanta, pero soy amateur», comenta mientras le sirven una copa de godello. «He vuelto a los blancos».

Al frente de los hoteleros

Desde hace casi un año preside Hospeco, la asociación que agrupa a los establecimientos hoteleros de A Coruña. «Me quita tiempo, pero te permite conocer a mucha gente. Desde el clúster de turismo de la Xunta se está contando con nosotros». Cree que en la ciudad hay suficientes hoteles, aunque a algunos habría que darles «un lavado de cara». Asegura que la ocupación media es del 60 o 62 % y que en la hotelería actual es esencial ofrecer algo más. «Apostar por eventos locales, abrir los hoteles a la sociedad. Antes, por ejemplo, la gente veía el Finisterre como el edificio del Ayuntamiento. Hay que vivirlos, dar servicios diferenciados», apunta mientras el camarero nos trae otras tapas a base de latas de conservas elaboradas. «Hoy (hablamos el jueves) estrenamos Enlatados. Un nuevo concepto para el que contamos con la colaboración hasta finales de mayo de la firma La Pureza», explica Rafael Benito, al que le encanta escaparse a la costa oleirense, desde Bastiagueiro a Mera.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos

Rafael Benito: «Empecé de camarero en el Palace»