Una aplicación de Smart City permite ya controlar la calidad del agua en tiempo real

El sistema analiza al minuto diversos parámetros en los puntos de captación de líquido para el abastecimiento


A Coruña

Se acabó tomar muestras de agua y esperar a los resultados de los análisis para conocer la calidad del agua de la traída. En Emalcsa ahora lo tendrán mucho más fácil con un sistema, vinculado al proyecto Smart City y que permite tener una fotografía exacta de las características del líquido tanto en el embalse de Cecebre como en las captaciones de A Telva y Cañás.

En esos tres lugares se instalaron ya -y están en funcionamiento- sensores que permiten controlar en tiempo real parámetros físicos y químicos del agua: turbidez, conductividad, pH, salinidad, oxígeno disuelto, Redox, clorofila, ficocianina o materia orgánica.

«El sistema permite detectar a tiempo cualquier eventual vertido, con el objeto de desencadenar de forma rápida los protocolos de emergencia necesarios», indican desde el Ayuntamiento.

El proyecto se completa con otros sensores que ofrecen una medición continua del caudal de los ríos Mero y Barcés, algo que «facilita la correcta explotación segura de la presa y la toma de decisiones frente a grandes lluvias o largas sequías», explican.

Así, si los cauces que nutren Cecebre llegan muy crecidos, no hará falta esperar, en caso de necesidad, para tomar la decisión de abrir las compuertas. Se podrá hacer mediante un sistema digital evitando desplazamientos.

Todo el dispositivo se puso en marcha con una inversión de 272.317 euros. La actuación se adjudicó a la compañía gallega Técnicas de Soft.

Tres pilotos

El presentado ayer por el alcalde, Carlos Negreira, en la sede de Emalcsa es, dijo, el primero de los tres pilotos de Smart City vinculados al ciclo del agua.

A punto de rematarse está también el de control de los 560 kilómetros de la red de abastecimiento de la ciudad, con una innovadora tecnología para detectar posibles fugas y corregirlas antes de que vayan a mayores, permitiendo también ahorrar agua.

El tercero es el sistema de telecontadores- también casi listo- que permitirá conocer en detalle los hábitos de consumo tanto de hogares como de negocios de la ciudad. En un millar de ellos se han instalado ya contadores que remiten datos a Smart City para su cribado e interpretación.

Solo con la puesta en marcha del plan de control de la calidad del agua, A Coruña se convierte, dijo el regidor, en una de las once ciudades europeas con sistemas similares activos. De ellas, cinco están en España. «Con todo esto completamos el ciclo integral del agua», apuntó Negreira. En los últimos años se invirtieron millones en la modernización de la red y esta misma semana se anunció que se adjudicaba el proyecto para acabar su duplicación, que facilita que en caso de avería no se corte el suministro al quedar una línea paralela abierta.

Conseguir la titularidad del embalse de Cecebre para su gestión directa y lograr la conexión con el lago de Meirama para garantizar el suministro completan el catálogo de mejoras.

Visita de una delegación turca

Por otra parte, el alcalde la ciudad turca de Adana (con su entorno, 1,6 millones de habitantes), visitó ayer, de la mano de Indra, las instalaciones de Emalcsa para conocer las últimas novedades aplicadas en A Coruña sobre la gestión del ciclo del agua. Hüseyin Sözlü alabó las mejoras vistas en la ciudad vinculadas a Smart City, poniendo a la urbe gallega como «guía y ejemplo», y apuntando que la visita sirve también para establecer nuevas relaciones.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Una aplicación de Smart City permite ya controlar la calidad del agua en tiempo real