Los «hermanos» de Coruña Futura

El plan estratégico para la ciudad por el que la Fundación Metrópoli cobró 827.640 euros presenta grandes parecidos con el de otras urbes españolas


A Coruña

En noviembre del 2012 el Ayuntamiento adjudicó el «proyecto estratégico Coruña Futura» a la Fundación Metrópoli por 827.640 euros, IVA incluido. El plan tenía el objetivo de determinar «las oportunidades de desarrollo territorial y económico» de A Coruña a través de un análisis pormenorizado de la ciudad y su entorno. La fundación, dirigida por el arquitecto Alfonso Vegara, antiguo socio de Iñaki Urdangarin, presentó en mayo del 2013 nueve líneas estratégicas para el futuro de la urbe: «Coruña verde y azul» (aprovechamiento de espacios naturales), la «ciudad tecnoindustrial A Coruña-Arteixo», nuevos usos en el «Puerto urbano», una «ciudad del conocimiento» en la zona universitaria, un «distrito de la creatividad» en el centro, una «avenida de la salud» y otra de «la innovación» en Alfonso Molina, una «ronda de los barrios» mejorando la de Outeiro, y un plan de «corazones de barrio» para conectar las distintas zonas de la ciudad.

En julio del 2014 el Ayuntamiento anunció que se quedaría con la ciudad «verde y azul», la tecnoindustrial, la avenida de la innovación y los planes para los barrios. Las obras iban a comenzar aquel otoño, pero no se ha movido ni una sola piedra y ahora Unión Coruñesa ha denunciado las llamativas similitudes del plan con otros que la Fundación Metrópoli ha redactado para numerosas ciudades españolas, a menudo con gran polémica.

En el 2012, la entidad que dirige Vegara se adjudicó la redacción para Bilbao de un plan de «Corazones de Barrio», el mismo nombre que en A Coruña, por 664.000 euros en medio de denuncias de que se ignoró la libre concurrencia en la contratación. La fundación ha colaborado en otro proyecto similar para la ciudad de Barcelona.

En el 2008 la fundación presentó el plan Málaga Valley, que incluía un «bulevar de la tecnología», convertir la Ronda de esa capital en un «bulevar urbano», y una «avenida de la creatividad», entre otros proyectos muy similares a los de A Coruña que también incluían actuaciones en el puerto y espacios similares a la avenida de la salud o la ciudad del conocimiento. En la presentación se dijo que el BBVA financiaría el plan con un millón de euros, pero la entidad emitió un desmentido poco después en el que negaba cualquier participación en esa iniciativa, según la información recopilada por UC.

La fundación también proyectó una «isla de la innovación» en Avilés. Un «ecobulevar» en el corredor de Murcia a Lorca, similar al planeado en A Coruña, y en lugares como Cartagena, Torrevieja, Alcoy o Elche, donde el plan de la entidad presidida por Vegara se llama «Futurelx». Allí también se plantearon ideas similares a la avenida de la salud y a la de la innovación. Otro tanto ocurre en Alicante, donde además también se propusieron «agencias cero» para liderar el plan, como en A Coruña. O en Sitges, donde la fundación planeaba en el 2010 un nuevo campus de centros y empresas de creatividad de 100.000 metros cuadrados.

Las similitudes son tales, explican en Unión Coruñesa, que hay párrafos prácticamente iguales en algunos de los proyectos.

Muchos de ellos se quedaron a medio camino o acabaron en un fiasco. Es el caso de Teruel Avanza, que se presentó en el 2008 y dio lugar a una sociedad empresarial que, según el Heraldo de Aragón, se disolvió en enero del 2011 «sin haber sido el revulsivo económico anunciado».

Marcos exige explicaciones al PP y «que no se rían de los coruñeses»

El líder de Unión Coruñesa, Carlos Marcos, se mostró «indignado» tras comprobar los parecidos de Coruña Futura con otros planes de la Fundación Metrópoli. «Coruña Futura fue vendido, y pagado con dinero de todos los coruñeses, como un gran proyecto personalizado y adaptado a las potencialidades de nuestra ciudad». Sin embargo, «los datos y las similitudes con otros proyectos del mismo autor nos hacen pensar que es solo una enorme y carísima cortina de humo sin contenido y sin escrúpulos».

Marcos habla incluso de «una especie de timo que ha pretendido ilusionar a la ciudad para finalmente ocultarlo en algún cajón de despacho en María Pita». El líder de UC afirma que «las coincidencias» son en algún caso «de corta y pega», por lo que exige «una explicación al gobierno municipal clara y contundente». Marcos también atacó la «austeridad» del equipo de Carlos Negreira: «No se puede presumir de quitar los canapés y gastarse 700.000 euros (sin IVA) en un proyecto que no hay por dónde cogerlo».

Votación
9 votos
Comentarios

Los «hermanos» de Coruña Futura