Aloumiños, la Asociación de Personas con Necesidades Específicas da Costa da Morte, ha dado un gran paso. Este grupo de madres y padres que emprendieron «un camiño para a inclusión dos nenos con diversidade funcional e necesidades específicas», como ayer lo definió su presidenta, Mari Becerra, ha dado el pistoletazo de salida, junto con la Universidade de A Coruña, a un programa de educación familiar y socialización para la diversidad. Arrancó ayer en el Fórum, con alrededor de medio centenar de asistentes. Es un gran paso, dijo, porque ayudará a los padres a darle una mejora calidad de vida a sus hijos, en su entorno familiar y social, y también porque acercará hasta Carballo a profesionales reputados: desde ahora hasta el mes de abril.

Dar voz a los niños con necesidades específicas. Es el fin de estas jornadas, en las que es clave el grupo de investigación en Psicoloxía do Desenvolvemento e da Aprendizaxe Escolar de la UDC -dirigido por Manuel Peralbo, también presente- y en las que colaboran asimismo el Colexio de Logopedas de Galicia y la Asociación Galega de Terapeutas Ocupacionais. Voces de niños que, ayer, aún ausentes los pequeños, dijo oír Ana Iglesias, decana de la facultad de Ciencias da Educación de A Coruña. Ella felicitó a Aloumiños por su «tesón» para «colocar as infancias en primeiro lugar a a diversidade como temática de rabiosa actualidade». Sus palabras fueron claras: «A atención á diversidade temos que vela como unha ideoloxía, unha forma de ser, como un paraugas cando chove. Se non a vemos así, todo o que se fagan serán paran parches». La Universidad, dijo, también se hace fuera de las aulas. Esto es Universidad.

Las dos primeras ponentes del «ambicioso programa formativo», tal y como lo definió Peralbo, intervinieron ayer: charlaron sobre parálisis cerebral infantil. Pamela Cundís, logopeda de Aspace, incidió en los problemas de alimentación y deglución que pueden darse en estos niños. Abordó desde el punto de vista teórico (qué es, tipos...) la parálisis cerebral. De Sandra Mosquera, educadora social y psicopedagoga social, dijo Montserrat Durán, coordinadora del grado de logopedia e integrante del equipo de investigación, que admira su afán de superación. Mosquera charló del diagnóstico y de la intervención, de las emociones de los padres y de las madres, de las emociones de los otros hijos y, también, de la relación de pareja. Dejó unas recomendaciones para los padres de hijos con necesidades específicas: entre otras, una educación normalizada, un comportamiento acorde con su edad, integrarlo en el entorno social, estimularlo, aprender a interpretar sus gestos y movimientos y fomentar su autonomía. No ponerle barreras y, sobre todo, no esconderlo nunca. En los obradoiros de los sábados, coordinados por Isabel García, se darán más pautas.

Comentó Peralbo, esmerado en agradecimientos, que el programa iniciado ayer es «un traballo de transcendencia social» que, además, permitirá transferir conocimiento desde la Universidad a la sociedad, devolvérselo, así como sensibilizar a la población sobre la situación y el apoyo que necesita este colectivo. En ello redundó el alcalde carballés, Evencio Ferrero, encargado de inaugurar las jornada: «Dende as Administracións temos que ter determinados compromisos. Este é o tempo das persoas». Tiempo de aloumiñarlo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Aloumiñar la voz de las necesidades específicas