«Yo quiero independizarme, pero en casa me dicen que espere un poco»


Desayuna zumo de naranja, café con leche y tostadas, aunque a veces cambia estas últimas por los cereales o las galletas. Después se sube al urbano que pasa cerca de su casa en la ronda de Outeiro y empieza su jornada de trabajo en el Hesperia Finisterre a las once en punto.

-¿Su plato por excelencia?

-La lasaña y después los pescados, las carnes, los guisos...

-¿El más difícil de hacer?

-Los callos.

-¿Cuál es el que mejor le sale?

-El salpicón. Preparé uno para un cóctel que hicimos aquí para un acto con Down Coruña, precisamente, y estaba buenísimo.

-¿Uno que le guste?

-El churrasco. Y los pescados.

-¿Había estado en el Hesperia Finisterre antes de trabajar en él?

-Yo no, pero mis padres pasaron su noche de bodas aquí cuando se casaron.

-¿Qué le dicen en casa?

-Están muy orgullosos de mí. Y muy contentos. Querían que trabajase, claro.

-Y ahora que ya tiene su sueldo, ¿se plantea independizarse o se está muy a gusto en casa de los padres?

-Yo quiero independizarme, lo estoy deseando. En casa me dicen que espere un poco.

-Hace poco saltó a los medios una polémica con lo de las bodas entre las personas con síndrome de Down.

-No sé. A mí me gustaría casarme algún día.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

«Yo quiero independizarme, pero en casa me dicen que espere un poco»