El poder de atracción de la moda... y de los modelos


Santa Clara (por eso de que es a ella a quien se le pide que haga buen tiempo), santa Bárbara (porque no tronó, ni mucho menos), el dios Eolo (porque cesó el viento) y ya puestos hasta los miembros del equipo de Meteogalicia parece que se pusieron de acuerdo para que el sábado todo saliese a pedir del boca en el desfile del Centro Comercial Aberto (CCA) de Carballo. Siempre hay cosillas que se pueden mejorar, decía ayer la gerente de la entidad, Maricarmen Freire Areosa, quien sin embargo no podía disimular lo feliz que se sentía por lo bien que había salido todo. No es para menos, porque, sin exagerar, la pasarela del CCA fue uno de los actos más exitosos de todos cuantos se han celebrado en Carballo este año. Exagerando incluso podría decirse que había más gente que en algunos de los conciertos del San Xoán. Mil personas sentadas y otras tantas de pie siguieron a los 125 modelos aficionados, que lucieron palmito (y moda, sobre todo moda) sin ápice alguno de miedo escénico (no se notó, al menos). Había tanta gente que hasta algunos concejales, como el de Comercio, Xosé Regueira, o el de Obras e Servizos, Lois Lamas, fueron incapaces de llegar a los lugares que les habían reservado en primera fila, junto a otros ediles, como Alberto Sueiro, Aurelio Núñez o Juan Carlos Castro, que también se rieron con algunas de las ocurrencias de los modelos más jóvenes, que no dudaron en saludar a sus familiares cuando pasaban cerca de ellos. Así que nada de suspicacias, que ya había quien criticaba el sábado la «no presencia» del gobierno municipal.

Entre el público, además, estuvieron el presidente de la Federación Provincial de Comerciantes de A Coruña, Miguel Agromayor Vázquez, y el de la Federación de Autónomos de Galicia, Javier Pérez Bello. Ambos destacaron, sobre todo, la suerte que tienen los socios del CCA por poder contar con sus propios clientes para iniciativas como la que el sábado abarrotaron la calle Jacinto Amigo Lera. Y es que no hay que olvidar que los modelos participaron de forma gratuita y voluntaria. Vamos, por amor al arte. Y ensayaron sin rechistar, siguiendo las indicaciones de José Luis Castro y Toni Mato (y mira que esos dos cuando se enfadan dan mucho miedo) y algún que otro grito de Fifo Fuentes, que es único para eso de pedir silencio y concentración.

Los modelos fueron los grandes protagonistas (no nos engañemos, eso es lo que buscaba alguno, que no todos) de una noche en la que quedó claro que el CCA va a tener que esforzarse mucho para superar el éxito de esta décima edición. Solo un espacio al aire libre soportará a tanto público como el que el sábado se juntó en el espacio que ocupaba la antigua casa de Chinto. Así que los organizadores deberían ir rezándole ya a santa Bárbara, a santa Clara o al santoral entero.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

El poder de atracción de la moda... y de los modelos