Un palmeral para la Borriquilla

La procesión congregó a decenas de devotos en la plaza de Vigo


A Coruña / La Voz

La plaza de Vigo se convirtió ayer en un verdadero palmeral con la entrada de la imagen de la Borriquilla, que desfiló en procesión desde la iglesia de los Padres Capuchinos acompañada por decenas de devotos, muchos de ellos niños. Fue en esa plaza donde se celebró el acto central de la bendición de ramos, «con agua bendita del río Jordán», como apuntó el sacerdote capuchino Rosendo Pérez, que no paraba de animar a los asistentes para que izaran sus palmas, aunque la mayor parte de personas llevaban olivos.

Cuarenta niños con estandartes de la imagen de la Borriquilla, dos bandas de música, casi un centenar de cofrades y 25 costaleros llevando el paso fueron los protagonistas de esta procesión, en la que también participó el alcalde, Carlos Negreira, y el portavoz del equipo de gobierno, Julio Flores.

También en Betanzos se celebró la procesión de la Borriquilla, aunque la coincidencia con la feria del 1 de abril hizo que el acto religioso se retrasase hasta la tarde. La otra novedad de esta celebración, que tuvo lugar en la iglesia de Santo Domingo, fue que se estrenaba una nueva figura.

Ecce Homo

La otra procesión del día en A Coruña fue la del Ecce Homo-Cautivo, que arrancó a las siete de la tarde de la iglesia de la Venerable Orden Tercera, y recorrió varias calles de la Ciudad Vieja. Hoy está previsto que haga un recorrido similar la marcha que saca a la calle los pasos de La Piedad y el Cristo Procesional.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
26 votos

Un palmeral para la Borriquilla