Los vecinos de Covelo bucean en su archivo gráfico


1 La asociación de vecinos de Prado da Canda, una de las catorce parroquias de Covelo, lleva tiempo empeñada en recuperar la memora gráfica de la zona. Gracias a la complicidad de los vecinos, que han colaborado buceando en sus archivos personales, el proyecto ha empezado a tomar cuerpo.

Parte de ese trabajo podrá contemplarse este fin de semana en forma de exposición en el centro sociocultural. En la entidad vecinal no ocultan su satisfacción por la respuesta obtenida. Explican que los criterios para la selección del material son, por una parte, su antigüedad y, por otra, la integración en las imágenes del paisaje de la parroquia.

Las fotografías que se exponen son apenas una pequeña parte del archivo que han ido digitalizando y, en su caso, restaurando, para que no se pierda. Los más jóvenes pueden descubrir así cómo era la ropa, cómo eran los caminos o quién participaba en la danza de Prado da Canda. La mayoría de los originales datan de mediados del siglo pasado, aunque los hay más antiguos. Ni que decir tiene que en la asociación de vecinos siguen esperando nuevas aportaciones con los brazos abiertos.

Cita canastera

2Cerca de cuarenta forofas de la canasta uruguaya, una versión especialmente compleja del juego de cartas tradicional, se dieron cita en el Balneario de Mondariz para batirse el cobre sobre el tapete en un campeonato que duró tres días. El grupo más numeroso de jugadoras llegó desde A Coruña, en cuyo Sporting Club Casino suelen reunirse cada tarde. El resto lo hicieron desde distintas ciudades andaluzas donde, según parece, hace furor la canasta uruguaya. De hecho, es en el sur donde se celebran la práctica totalidad de los campeonatos.

Maricarmen Freijido, Cristina Rojo y María Jesús Piquero fueron las encargadas de organizar la cita mondarizana que, según cuenta la primera, salió tan redonda que todas quieren repetir. Es también Maricarmen la que me descifra algunas claves de la canasta uruguaya. La principal, asegura, es tener nervios de acero. Vamos, lo que en otro juego de cartas, en este caso de dinero en mesa, viene conociéndose como cara de póquer. Se juega con tres bajaras y está totalmente prohibido dar señas.

Por muy bien que se den las cosas, lo mínimo que dura una partida es media hora. No fue el caso en las de Mondariz, donde se sentaban cada tarde a las 16.30 y, con un receso de una hora para estirar las piernas, llegaron a levantarse a la una de la madrugada. Al final, Hortensia, Esther, Ana y Emilia fueron las que se subieron al podio.

Muestra gastronómica

3Bajo el lema Os segredos do Baixo Miño se celebra estos días una ruta culinaria en la que participan una decena de establecimientos. Detrás de la iniciativa, que va por la cuarta edición, está la Federación de Hosteleros. La ruta se dedica esta vez los productos del mar.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Los vecinos de Covelo bucean en su archivo gráfico