Más de cuarenta años de abogado

Harry Dorial redac.carballo@lavoz.es

A CORUÑA CIUDAD

12 dic 2009 . Actualizado a las 02:00 h.

Para ser más concretos, unos 46. Pero esta cifra no es redonda y lo de «más de 40 años» queda más rotundo, por eso fue la expresión y la razón elegida por la Delegación en Carballo del Colegio de Abogados de A Coruña para rendir un homenaje a Eduardo Castro García , el letrado más veterano en Carballo en la actualidad. Con tantos años, es normal que merezca un homenaje. Si un letrado ya ve de todo con un año de ejercicio, casi medio siglo daría para una enciclopedia (uno veterano de Santiago acaba de publicar algo parecido). Pero mucho no se podría publicar. En eso es como el secreto de confesión de los curas.

El acto se celebró en el restaurante Aldeola de Cerqueda. Eduardo estuvo acompañado de amigos, compañeros, naturalmente los familiares. Su esposa, Narcisa Pombo ; sus hijos, Juan Carlos , también abogado y concejal del PP, y Carmen , funcionaria municipal en el área de Cultura. Por el Colegio acudió Antonio Platas , buen conocedor de la comarca y sin duda amigo de antaño del protagonistas. También acudieron numerosos abogados de la zona, jueces y otros que estuvieron aquí destinados, igual que los forenses o los funcionarios. No era el momento, pero el restaurante era ayer un buen lugar para recibir una clase magistral de Derecho Procesal. Y, vista la edad de algunos, hasta de Filosofía del Derecho, con los valores que uno ha ido adquiriendo en la vida.

Eduardo, por cierto, no se jubila. A sus 76 años, a otro ritmo, claro. Así se mastican mejor los casos. Más lentamente que los marchosos bailes que siguieron ayer a la multitudinaria comida.

Seguimos hablando de colegios, pero el que viene ahora es el de a pie de calle. El que entenderíamos impropiamente como el de verdad, porque verdaderos lo son todos. Unos y otros no son otra cosa que centros de reuniones. Sin dispersarnos. El colegio al que nos referimos es el Fogar, de Carballo, uno de los que tienen más alumnos de la Costa da Morte y, fundamental, comedor. Como en todos, la presencia de coordinadoras o monitoras es fundamental. En mis tiempos no lo eran, porque lamentablemente no las había, pero mis tiempos son otros y peores para muchas cosas. No podemos aquí nombrarlas a todas. Ni cabrían, ni sabemos sus nombres. Valgan tres de ellas, como ejemplo, para agradecerles el trabajo general. Mónica Pérez , Cristina Abelenda y Candy Viña Mato.

Por una vez, se le ha escapado a esta página felicitar el cumpleaños a Marisol Soneira , la parlamentaria de Camariñas. El miércoles cumplió 50 y pocos años. La cifra exacta se me ha olvidado. Y Rafael Mouzo , ex alcalde corcubionés, está a punto de llegar a los 63.