«Se están volviendo muy agresivas»

A CORUÑA CIUDAD

El Ayuntamiento afirma que la concesionaria del servicio es muy efectiva en la lucha contra las palmípedas

17 jul 2009 . Actualizado a las 12:05 h.

Con muy malas formas las gaviotas se adaptan a la vida urbana. Instaladas ya en todos los barrios de la ciudad, los problemas causados por la superpoblación han comenzado a movilizar a los vecinos, que buscan por su cuenta soluciones improvisadas para alejarlas y no tener que afrontar el arreglo de costosas reparaciones en sus domicilios.

De día las molestias se centran en la suciedad y en los ataques que han empezado a manifestarse en algunas zonas: «Los vecinos de la Ciudad Vieja ya ni llevamos los coches a lavar; ¿para qué?, si en le mismo día o al siguiente ya están manchados por la visita de las gaviotas», señala Daniel, vecino de la zona del Parrote. Por las noches, afirma que el jaleo es tal que se despierta sobresaltado, pensando que hay una reyerta a pocos metros de su ventana.

El temor ha comenzado a surgir entre los vecinos, que ven con el paso de los días cómo se multiplican y cómo atacan a las personas que se cruzan en su camino o descansan en los bancos públicos al aire libre: «De repente se juntan un montón y empiezan a bajar en picado a por nosotros», asegura Marta Gómez, vecina de Monte Alto.