«Volvería a hacer la estatua de María Pita con el mismo estilo»

Rechaza las críticas a su monumento a la heroína coruñesa, asegura que el entorno pedía una apuesta tradicional y niega que sea una pieza controvertida


José Castiñeiras (Val do Dubra, 1941) es el autor de la estatua de la heroína coruñesa instalada en la plaza de María Pita hace once años y sobre la que se ha generado un encendido debate tras asegurar Fernando Agrasar, profesor de la Escuela de Arquitectura, que habría que retirarla y tirarla donde no pudiera ser encontrada. Castiñeiras, que también es autor de esculturas como los surfistas, las gaviotas de la plaza de Portugal, las catalinas o el monumento a Salvador de Madariaga, entre otros, cree que su obra se ajusta a la plaza.

-¿Qué le parece la polémica sobre su obra?

-Un poco absurda.

-Pero, asume que es una obra controvertida.

-Lo ha sido por la ubicación, no por otra cosa. Yo estoy satisfecho con el trabajo porque se hizo contando con el entorno, no se puede considerar anacrónica. Es como si hubiera que tirar una casa en la Marina y al rehacerla nos obligaran a hacer una fachada igual. No lo entiendo, que yo recuerde no hubo polémica, solo lo que yo dije sobre la ubicación

-¿Usted también se mostró crítico con la obra?

-El lugar de ubicación no lo considero como el más idóneo, debería estar más cerca del Ayuntamiento y de espaldas, defendiendo la ciudad. Además, tendría mejor luz, ahora está a contraluz.

-Se muestra satisfecho.

-Sí. Respecto a que la pieza no sea de estos tiempos considero que con ese entorno no podía ser una propuesta vanguardista, la pieza se hizo para el pueblo y tenía que reconocerse. Lo que tiene que ir es con el entorno, no vamos a ir de vanguardistas y hacer todas las obras de ese estilo.

-¿Qué haría ahora?

-La volvería a hacer con el mismo estilo. Yo a la estatua la defiendo, porque es lo lógico.

-Apuesta por lo tradicional.

-Es que lo es. Aunque mi estilo no tiene nada que ver con esa obra. En ese caso, trabajé por encargo y creo que tenía que ser así por el entorno y el estilo. Es una estatua que tenía que ser entendible para el pueblo.

-¿Usted se basó en un boceto que había?

-Giménez había hecho un boceto, del que me dieron una fotografía de muy mala de calidad, y tiene algo que ver con el que hice yo. Él había ganado el concurso, me dieron la foto y me dijeron que se hiciera así, me dijeron que no querían cosas raras.

-¿Realmente cree que era necesaria la estatua?

-Llevaban 200 años para hacer el monumento a María Pita y ahora se consiguió.

-El debate excede a su estatua, ya que también se critican las terrazas. ¿Qué le parecen?

-No me gustan. La solución para las terrazas es quitarlas. Me gustaban cuando la plaza tenía las terrazas de las sombrillas, estaban muy bonitas. Sinceramente, no me gustan así. La plaza puede tener algunos defectos, pero yo no la veo mal. Las farolas están bien y excepto las casetas, que no me gustan, me parece una obra correcta. ¿Ya la quieren renovar otra vez? Pues a mí me gusta cómo quedó.

-¿Trabaja en alguna otra obra para el Ayuntamiento?

-No, estoy trabajando en obra para exposiciones.

-¿Conoce a Agrasar?

-No. Pero también habló del pebetero y eso fue decisión municipal.

-¿No le gustó?

-No le encontraba mucho sentido, pero bueno.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

«Volvería a hacer la estatua de María Pita con el mismo estilo»