Sira ya puede practicar ballet desde casa

Con las clases canceladas, un vecino de Coirós le ha construido una barra para seguir trabajando


Coirós

Que el movimiento no pare, que la danza no se detenga. Sira Bouzas, una vecina de Coirós de 14 años y estudiante del IES Francisco Aguiar de Betanzos, no deja de practicar el ballet, una de sus pasiones, por mucho que levanten cierres perimetrales y clausuren temporalmente el conservatorio de A Grela. Uno de sus vecinos, Francisco, convirtió la parte de una de vieja mesa en una barra de ballet para Sira, que practica esta disciplina desde muy niña. «La barra está perfecta, ahora se tambalea un poquito pero mi vecino ya está diseñando unas pesas para poder trabajar mejor», relata esta joven, que presume de disponer de un barra de ballet «hecha con material reciclable». Además, tiene altura regulable, lo que hace más cómodos los ensayos de Sira con sus profesores. «Desde que cerraron todo estamos haciendo las clases por la plataforma Zoom», explica la joven, que antes de la pandemia acudía a A Coruña todos los días de lunes a viernes para practicar un total de 19 horas semanales. Comenzó, ya se dijo, con 3 añitos, en la Casa da Xuventude de Betanzos. De ahí pasó a la escuela Danzarte, de la misma localidad, y ahora se sigue formando en A Coruña. Pese a las horas, la lucha, la dedicación y el tesón que pone en todo esto, asegura que no se ve profesional -ahora está en el segundo curso de esa categoría- de la danza en el futuro, y ya avanza otras aspiraciones académicas por delante, aunque le faltan cuatro años para ir a la universidad: «Me encantaría estudiar medicina, espero conseguir la nota para entrar».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Sira ya puede practicar ballet desde casa