La ruleta de María: «Cruzo la N-VI todos los días 30 veces»

Una hostelera de Coirós gestiona dos locales a ambas orillas dela carretera, donde reclama medidas de seguridad para los peatones


Coirós / La voz

A María Carro no le importa que sus hijos posen con ella para denunciar esta situación que vive cada día en Queirís, en el municipio de Coirós. Gestiona una casa rural y un restaurante, separadas por unos pocos metros pero justo donde la N-VI dibuja una de sus curvas más peligrosas en sus más de 500 kilómetros. «Tengo que acompañar a mis hijos a la parada del autobús, esta carretera es peligrosísima, y nadie piensaa en los peatones, en la gente de a pie», señala María, quien asegura que para atender los dos negocios cruza una media de 30 veces al día. «Ya paso de oído, me he acostumbrado», dice. Por eso, más que por ella misma, esta hostelera oriunda de Ois teme por sus clientes, que duermen en la casa rural La Casona de Betanzos y comen o cenan en El Rincón de Chelo. «A los clientes más mayores les digo que cojan el coche para cruza al otro lado, que no se arriesguen porque hay que estar muy ligero para cruzar aquí», explica María Carro, quien lleva en esta situación desde principios de año.

Justo en este punto se han manifestado los vecinos de Coirós para pedir medidas de seguridad viaria, y el Ayuntamiento ya da por hecha la construcción de una rotonda que pondrá remedio a todos los males.

Precisamente hace unos días se encontró con dos operarios de Carreteras, a los que preguntó. «Nada de rotonda, me dijeron que venían a rebachear algunos puntos», lamenta.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La ruleta de María: «Cruzo la N-VI todos los días 30 veces»