«Perdí a mi madre y después a un amigo por accidentes en este tramo»

Tras la última colisión mortal registrada el miércoles en Queirís, los vecinos reclaman medidas urgentes


coirós / betanzos

El lugar de Queirís ha vuelto a ser escenario de una tragedia tras la muerte de una vecina de 70 años en un accidente de tráfico el miércoles tras chocar dos vehículos en la variante de la N-VI. En concreto, la colisión se produjo entre A Angustia y Queirís.

«Nos hemos acostumbrado a vivir esperando al siguiente accidente», dicen Rafael y Óscar Seoane desde su negocio, ubicado a pocos metros del cruce en el que una mujer perdió la vida el miércoles. «Es una zona en la que ha muerto ya mucha gente», matiza Rafael, que añade: «Yo perdí a mi madre y después a un amigo de mi pandilla por accidentes en este tramo». Precisamente, por haber vivido en primera persona las consecuencias de la falta de seguridad en el área, Rafael expresa su preocupación por el cambio de Gobierno estatal. «Nos preocupa que con el cambio de Ejecutivo se pare el proyecto que están redactando desde Fomento».

Un proyecto que recogerá las diversas actuaciones que desde la Administración prometieron llevar a cabo después de que los vecinos presentasen más de 500 firmas ante la Demarcación de Carreteras solicitando medidas de seguridad en el área. Una petición que fue secundada por el alcalde de Coirós, Francisco Quintela, que explica que «actualmente estamos a la espera de si se aprueba el documento para la construcción de una glorieta en el cruce». En esta línea, el regidor expone que «el presupuesto de la actuación ascendería a más de 600.000 euros. Lo están redactando los ingenieros de Fomento y, según sabemos, incluirá las medidas de seguridad propuestas en la memoria del anteproyecto que es el documento que yo conozco». Ahora, el mandatorio espera que «cumplan lo prometido».

Por su parte, desde la asociación de vecinos de Queirís, exponen que entre las propuestas se incluye la de eliminar los carriles rápidos, tanto en dirección hacia Betanzos como hacia Coirós, y la construcción de una glorieta en el cruce. «Si se reducen los carriles y solo hay uno en cada sentido los conductores no podrían circular a tanta velocidad», expone Domingo Presas, presidente de la agrupación vecinal. En este sentido, Presas comenta que «lo que queremos es que se actúe de una vez y se solucione el problema, no que se pongan parches como se ha hecho hasta ahora».

En cuanto al motivo de la concentración de accidentes en el tramo, asegura que «es una cuestión de velocidad. Ahora han señalizado el área como zona de 50 y se instaló un radar, pero lo cumplen unos sí y otros no». En la misma línea se manifiesta Rafael Seoane, que dice: «Muchas veces he visto a coches pitar al de delante por cumplir el límite de velocidad. Es increíble». En esta línea, Rafael aclara que el problema «no es solo en el cruce, es en dos o tres kilómetros del tramo. Los conductores no son conscientes y la curva les tira hacia fuera». 

Riesgo para los peatones

Del mismo modo, el riesgo no es solo para los conductores, sino que «para los peatones es igual de peligroso porque no hay donde cruzar y los coches vienen muy rápido. De hecho, mi madre fue atropellada», dice Seoane, que añade que «es una zona frecuentada por niños porque está aquí el centro social». Un inmueble al que acuden un centenar de niños de la zona para realizar actividades extraescolares y que carece de protección con la carretera.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

«Perdí a mi madre y después a un amigo por accidentes en este tramo»