Forjados Castelo, el vertedero de neumáticos de la comarca

La fábrica de Coirós que congregó a un centenar de trabajadores es hoy un recinto fantasmal y gigante repleto de escombros


Coirós / La voz

Cada pocos meses, alguien del Ayuntamiento de Coirós se desplaza hasta el cuartel de la Guardia Civil de Betanzos para denunciar alguna fechoría en la nave de Forjados Castelo, ubicada a orillas de la N-VI y sin actividad desde hace varios años. Su acceso exclusivo la convierte en un lugar ideal para actividades ilícitas como la descarga de decenas y decenas de neumáticos, material que debería ser depositado en un punto limpio, pero por esta vía, la de la infracción, el dueño de los neumáticos se evita el pago de una tasa.

«Creo que si investigan un poco pueden dar con los responsables», explica el alcalde, Francisco Quintela, uno de los denunciantes este mismo año de este tipo de agresiones en la nave. Él fue testigo del despertar y el ocaso de esta amplísima parcela que llegó a acoger unos 90 empleados para producir elementos de hormigón armado. De hecho, Forjados fue anterior al polígono industrial de Coirós. En enero de 1994, el entonces presidente de la Xunta, Manuel Fraga, acudió a la inauguración de las instalaciones y recorrió buena parte de una parcela de más de 60.000 metros cuadrados con una nave de 8.000. Prefabricados de Coirós, como se le llamaba entonces, producía para el mercado nacional y el norte de Portugal. Y ya entonces, ante el anuncio de la creación del polígono en las parcelas próximas, la firma compró 18.000 metros más de terreno.

Pero hoy todo este espacio industrial es un recinto fantasmagórico donde de vez en cuando se deposita basura, restos de obra y, como se ha dicho, neumáticos, cientos de neumáticos. Así lleva desde el 2014, cuando los últimos trabajadores aparcaron las máquinas y las herramientas de forma definitiva tras años de tensión con la empresa, que apuró sus últimas operaciones con la ayuda de generadores, ya que el impago de las facturas le dejó sin suministros.

Propiedad de los bancos

En su última etapa se llamaba Castelo Soluciones Estructurales. «Hoy es de los bancos, son ellos los que tienen que gestionar una salida para un espacio tan grande y que generó tanto empleo, cuando cerró se notó muchísimo en el municipio, la gran mayoría de trabajadores eran de aquí», dice el alcalde. Hoy Forjados Castelo es también un gran lienzo para grafiteros, donde han empleados cientos de horas para cubrir prácticamente todos los muros del recinto. También quedan desperdigadas algunas herramientas y restos de material de obra.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Forjados Castelo, el vertedero de neumáticos de la comarca