El IES de Carral ya tiene diplomados en tutoría entre iguales

El Concello acogió la entrega de distinciones a los 53 alumnos de 3 .º de ESO del plan contra el acoso escolar


CARRAL / LA VOZ

El IES de Carral entró a formar parte de la comunidad TEI (tutoría entre iguales) este curso, método que está extendiendo su modelo de educación inclusiva por los centros del área metropolitana, como Culleredo o Sada, y también en la ciudad. Según explica la directora del instituto, Verónica Mosquera, por ser el primer año en el programa «el personal docente asistimos a un curso de formación durante el primer trimestre del año académico, junto con el profesorado del IES Rego de Trabe, de Culleredo», y aclara que «las tutorías de los alumnos se pusieron en marcha en el segundo trimestre e implican a 106 alumnos voluntarios».

Verónica Mosquera es una gran defensora de esta estrategia educativa para fomentar la convivencia escolar, sobre todo por su vertiente preventiva de supuestos abusos, así como contra la violencia y el acoso en las aulas.

La directora está «muy satisfecha» por cómo se está desarrollando el programa, destacando la implicación de los alumnos «desde el primer momento». A pesar de la responsabilidad que supone tutelar a un compañero menor, «es evidente el vínculo que se establece entre el alumno protector con su protegido, con el fin de que resuelvan sus problemas sin la mediación de un adulto». Mosquera cree que «la relación entre los alumnos de ambos cursos irá más allá del año académico», confirmando la continuidad de la propuesta el próximo curso.

Ayer el salón de plenos del Concello fue para los 52 alumnos de 3.º de ESO del IES de Carral, que recibieron los diplomas que les acreditan como tutores emocionales de sus compañeros de 1.º. El acto estuvo presidido por el alcalde, José Luis Fernández Mouriño, y contó con la presencia del inspector de Educación, Carlos Varela, entre otros.

Tutores y tutelados

Araceli Souto, de 14 años y alumna de 3.º de ESO, tutela a Nuria Moar, de 13 años, que cursa 1.º. Como tutora, Araceli comenta que «cuando entendí el objetivo del programa me gustó la idea, porque en mi caso, que tenía familia en cursos superiores, mi primer año en el instituto me hubiese gustado tener este apoyo». Tanto ella como Nuria viven en Carral, pero «no nos conocíamos y llevamos desde septiembre siendo compañeras del instituto», señalan. Los perfiles de ambas fueron los responsables de emparejarlas. Nuria llegó este año a Carral desde A Coruña, donde cursó primaria. La estudiante reconoce que el salto al instituto le supuso algún problema de integración porque «no conocía a nadie». Desde hace unos meses ambas hablan todos los días de sus problemas, sus gustos, de su relación con su entorno, además de reunirse una vez a la semana para el seguimiento con la coordinadora del programa, Helena Vilá San Claudio.

Araceli, la tutora, es consciente de la responsabilidad, pero «para bien», y aunque no tienen mucho en común, «a las dos nos gustan los animales y las dos utilizamos corsé...». Sobre la posibilidad de que Nuria sufriera algún tipo de acoso, Araceli lo tiene claro: «Hablaría con esa persona y trataría de buscar una solución, antes de recurrir a algún profesor o a la directora». ¿Y si el supuesto acosador fuese un docente?, buscaría la complicidad de la directora, pero asegura que el protocolo sería el mismo: «Hablaría con el profesor e intentaría buscar una solución, pero siempre apoyando a Nuria en el proceso».

La estrategia implica a la comunidad educativa en la lucha contra el acoso

El programa TEI, tutoría entre iguales, es una estrategia educativa para la convivencia en las aulas. Diseñada como una medida práctica contra la violencia y el acoso escolar, tiene un carácter preventivo e institucional que implica a toda la comunidad. Es un recurso importante en el proceso de participación, conocimiento y desarrollo de programas de intervención sobre la convivencia en el centro educativo. Puede adecuarse como herramienta contra la desmotivación y el fracaso, no únicamente curricular, sino también personal y social.

El gurú del plan es Andrés González Bellido, catedrático de Orientación Educativa, licenciado en Psicología y experto en convivencia y gestión de conflictos. Con este perfil curricular, no es extraño que sea el impulsor de este proyecto puesto en marcha en el 2003 y que hoy tiene muchas ramificaciones en toda España. El gran objetivo del método es facilitar el proceso de integración de los alumnos que se incorporan al centro educativo, determinar un referente (tutor) que favorezca esa integración para mejorar la autoestima de los nuevos alumnos y compensar el desequilibrio de poder y fuerzas, siempre presentes en el acoso.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El IES de Carral ya tiene diplomados en tutoría entre iguales