A 24 horas del derribo de la nave de La Toja solo realojaron a dos familias

El Ayuntamiento de A Coruña ha obligado también a otras dos a reubicarse en el poblado y a una todavía le están buscando piso


a coruña / la voz

Las máquinas tomarán mañana a primera hora el asentamiento de A Pasaxe para proceder al derribo de la nave ruinosa de la Toja que amenaza desde hace 16 años con desplomarse sobre las cinco chabolas que tiene pegadas. Pero solo dos de las cinco familias afectadas tienen, a día de hoy, un piso al que irse. Una de ellas se mudará a Eirís, la otra a los Castros. El resto, no sabe nada de su futuro, más allá de que en unas horas deberán dejar sus viviendas o moverlas a otro punto del poblado. El equipo municipal que trabaja en el plan de Acceso a un Hábitat Digno le comunicó a dos de ellos que, por el momento, buscasen un lugar en el poblado lejos de la nave. En esas estaban ayer Javier y Crhistian. El primero, junto a su esposa, ya se instaló en la chabola de un hermano. El segundo, que vive en una furgoneta, la moverá en cuanto lleguen las máquinas. Quienes no empezaron a recoger sus cosas y están a la espera de que les asignen un piso -el Ayuntamiento les pagará la mitad del alquiler y de los gastos- son Antonio y Adelaida. Tienen la promesa de una vivienda, pero en vísperas de que les derriben el chamizo en el que llevan viviendo 30 años aún no les han dicho «nada».

Fallo judicial

La sentencia que ordenó el derribo de la nave también obligó al Ayuntamiento a hacerse cargo de los realojos de los residentes que junto a ella viven. La empresa propietaria de los terrenos de la Conservera afronta los gastos de la demolición, mientras que el gobierno local se encarga de los realojos. Pero solo dos familias de las cinco afectadas por el derribo fueron reubicadas en la ciudad. Pese a todo, los trabajos de demolición deberían comenzar mañana, tal y como anunció el alcalde hace semanas.

Uno de los vecinos del asentamiento tiene ya una vivienda en Carral

El concejal de Rexeneración Urbana, Xiao Varela, decía la semana pasada que la política de erradicación del chabolismo del actual gobierno local no será «a golpe de talonario», sino dentro «dun proceso de inclusión social baseado en programas de acompañamento e seguimento co obxectivo de dotar a estas persoas a medio e longo prazo de autonomía». De ese proyecto se benefició una de las familias del asentamiento. No es de las afectadas por la nave, pero ya le han ayudado a conseguir una vivienda en Carral. A día de hoy, según el edil, cuatro de las 43 familias del poblado de A Pasaxe ya cuentan con un piso en el que vivir y otras ocho lo tendrán pronto. Eso sí, el proceso de realojo se llevará con «moita discreción».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

A 24 horas del derribo de la nave de La Toja solo realojaron a dos familias