Don José, farmacéutico de Carral


El pontevedrés José Benjamín Lois Cachafeiro llegó a Carral en el año 1967 para poner en marcha la farmacia del municipio. Con la llegada de la primavera y con 84 años cumplidos, José volvió a su Folgoso natal, donde ayer, en la más estricta intimidad, fueron depositadas sus cenizas en el panteón familiar.

Por aquel entonces, además de regentar la farmacia, era el responsable municipal de las inspecciones de sanidad. Propietario de tres establecimientos, recuerdo el primero de ellos, decorado con madera y unas cristaleras muy singulares, que todavía conserva la farmacia actual, situada desde hace quince años en el centro de la villa carralesa y administrada ahora por su hija María.

El farmacéutico, de carácter afable, profesional serio y riguroso, hombre templado, dialogante y observador, que las pocas veces que se alteraba nunca perdió su estilo observador y conciliador, aportando argumentos y consejo. Su principal afición era la lectura y le gustaba mucho que le llamaran don José.

A finales del pasado año lo vi paseando acompañado de su inseparable máquina de oxígeno. Como siempre, de talante positivo y fiel a sus formas, no hizo ni el más mínimo reproche a su situación personal y familiar que le afectaba mucho, ya que su esposa, profesora jubilada del colegio público Vicente Otero, también estaba sufriendo las causas de una enfermedad que le afecta especialmente a la movilidad.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Don José, farmacéutico de Carral