Un piloto ante su victoria más triste

Iván Ares califica de irregular la trayectoria que tomó el vehículo durante el siniestro de Carral. «Me afectó porque empecé a pensar en qué momento podría ocurrirme algo similar a mí», reflexiona


carral / la voz

Iván Ares es un vecino de Carral que lleva prácticamente toda la vida compitiendo en pruebas de motor. Se define a sí mismo como «un simple aficionado a este deporte», aunque en su palmarés hay títulos autonómicos y su familia también está ligada a esta disciplina deportiva.

El 5 de septiembre del 2015 participó en el Rali de A Coruña (Carral) y conquistó la victoria, pero fue su triunfo más amargo. La tragedia le tocó de lleno, más que a otros participantes. Porque conoce a Sergio Tabeayo, Risi, el piloto del vehículo siniestrado, con el que además tiene una estrecha amistad. Pero también tenía relación con algunos de los espectadores que aquel día perecieron en la carretera.

Iván recuerda que en aquella prueba fue el primero en llegar a la meta, aunque esta victoria pasó a un segundo plano por el accidente. Ares explica que, tanto la propia carrera como las condiciones del terreno eran las idóneas para disfrutar de un buen espectáculo: «Volvía el Rali de A Coruña, era todo perfecto. La organización estaba bien y los tramos eran preciosos». Y añade: «Todo el mundo decía que el Rali de A Coruña era el más bonito».

Iba de camino a Arteixo

Cuando se produjo el accidente, Iván Ares ya estaba de camino a Arteixo, donde se encontraba la última parada de la carrera: «Me llamó un amigo y me dijo que Risi había perdido el control del coche, no me lo quería creer», cuenta emocionado.

Al principio la información le fue llegando a cuentagotas, pero al llegar al Concello arteixán le confirmaron la tragedia: «Me dijeron que había víctimas, que había sido grave. Soy de Carral y no podía creer que esto pudiera pasar aquí».

Después de tantos años en la carretera, el conductor reconoce que era poco probable que el coche se saliese de la vía tal y como lo hizo: «En un 99 % de los casos, el vehículo se habría ido hacia fuera, no hacia dentro como realmente pasó», concluye.

Un tramo teóricamente seguro

En cuanto a las condiciones de la carretera, Iván señala que «se trata de una zona de paso de muchos camiones y es bastante resbaladiza», aunque no considera que el tramo sea más peligroso que otros. De hecho, un poco después del punto en el que se produjo el siniestro «hay un cruce y ahí sí que sería más probable que pudiera pasar algo», agrega.

Para él, el accidente tuvo también graves consecuencias. Una semana después, competía en Asturias por el Campeonato de España: «Me afectó porque empecé a pensar en qué momento podría ocurrirme algo similar a mí», explica.

En cuanto a la situación de Tabeayo, señala que, un año después de la tragedia, se encuentra «algo mejor, pero sigue tocado anímicamente». Añade que, «dentro de lo malo, contó con el apoyo de las familias que supieron que él no había tenido la culpa».

Seis meses después del accidente, Sergio Tabeayo participó como copiloto de Iván Ares en un shakedown -un tramo de prueba-. «Sergio no estuvo en ninguna carrera desde lo que sucedió en Carral. Lo llevé para meterlo de nuevo en el tema de los ralis», asegura Iván, que añade que «hay que tirar para adelante», porque lo que le ocurrió a su amigo en Carral podría «haber pasado a cualquiera».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Un piloto ante su victoria más triste