Cambre ultima una zona verde de 4.500 metros en O Temple

La Voz CAMBRE

CAMBRE

La alcaldesa María Pan visitó las obras esta semana.
La alcaldesa María Pan visitó las obras esta semana. atr

Unirá los parques de Francisco Rodríguez y Ramón Barba, donde pronto habrá un rocódromo y un «pumptrack»

14 jun 2024 . Actualizado a las 14:27 h.

El nuevo rocódromo y el circuito pumptrack son ya casi una realidad en el parque Ramón Barba de Cambre. Se trata de dos de los servicios que el Concello está sumando en este recinto, y al que se añadirá, próximamente, un teatro al aire libre. La alcaldesa, María Pan, y el concejal de Urbanismo, Obras, Servizos, Transporte e Medio Ambiente, Juan Leirós, visitaron esta semana, el Ramón Barba y aprovecharon, además, para comprobar el inicio de las obras en el entorno del área infantil de la calle Francisco Rodríguez. La ejecución de ambas intervenciones favorecerá la confluencia generando una gran zona verde y de recreo de 4.539 metros cuadrados en O Temple, la segunda de mayor extensión del término municipal.  

La regidora recalca la importancia de los dos proyectos «cos que seguimos apostando, de xeito decidido, por darlle un maior protagoniso á veciñanza, especialmente nas zonas de maior concentración de poboación». Pan Lesta incide en que a pesar de ser espacios diferentes, «a execución das obras no Ramón Barba e Francisco Rodríguez dará como resultado a converxencia de ambas as zonas, creando unha grande área de lecer e esparexemento».

El Concello de Cambre inició en las últimas semanas las intervenciones en Francisco Rodríguez. En este caso, se buscará satisfacer una demanda de los propios usuarios, que habían solicitado la colocación de más árboles para crear zonas de sombra. El proyecto incluye la instalación de nuevo mobiliario urbano como bancos, papeleras, mesas de pícnic y más árboles. Además, se renovarán el pavimento de caucho, los juegos infantiles que se encuentran en mal estado y se instalará un cartel informativo en el exterior del recinto.

En paralelo, el Concello continúa trabajando en el Ramón Barba, previendo que buena parte de los trabajos puedan estar concluidos en los meses de verano. El objetivo es reabrir parte del parque en esta época dado que se registra una mayor afluencia de usuarios (dejando cerrada la zona en la que se situaba la piscina y en la que, ahora mismo, se ejecuta el nuevo teatro). Una vez se abra el recinto al público, los vecinos podrán disfrutar de los nuevos servicios como la zona de escalada o rocódromo y del circuito «pumptrack» (para monopatines y bicicletas) para niños. El parque dispondrá, además, de nuevo mobiliario urbano como bancos y fuentes.

Otro de los aspectos que el Concello ha mejorado con el proyecto en el Ramón Barba ha sido el de la accesibilidad. Y es que, antes del comienzo de las actuaciones, el recinto no estaba adaptado al paso de personas con movilidad reducida, contando con varios tramos de escaleras. Ahora, estas han desaparecido, dando paso a un itinerario uniforme, libre de barreras arquitectónicas y con varias rampas que comunican las diversas instalaciones generándose, de esta forma, un espacio fluido y dinámico.

La reapertura del parque no implicará el remate de las obras. El Concello continuará trabajando en el Ramón Barba para construir un nuevo teatro al aire libre, el segundo del municipio. Esta iniciativa comenzó con la demolición de la piscina, que presentaba graves deficiencias y de las construcciones anexas y el muro que las delimitaba para aportar una mayor permeabilidad con el entorno inmediato.

 Con esta actuación, el gobierno local resolverá la carencia de espacios para acoger espectáculos y conciertos al aire libre de O Temple. «A pesar de ser a parroquia máis poboada, non había, ataagora, un lugar habilitado para este tipo de actividades. Unha carencia que resolveremos cando rematen estas intervencións», explica la regidora.