Las fachadas de Cambre cobran vida

Melissa Orozco / C. A CAMBRE / LA VOZ

CAMBRE

Hasta el domingo se celebra el festival Cromático con reconocidos artistas

01 ago 2021 . Actualizado a las 00:11 h.

Un brochazo blanco para empezar, luego una cuadrícula, un boceto de guía y por último lo más importante, el color. Tres paredes hicieron las veces de un generoso lienzo que acogió a los muralistas Franco Fasoli Jaz, Slim Safont y Edgar Goás Wedo en la cuarta edición del Cromático Mural Fest que se celebra en Cambre durante esta semana. Los artistas pasaron de los pínceles a las brochas, del caballete a los muros y del museo a la calle para habitar la localidad desde el muralismo. Una niña que baila para celebrar la salida de la pandemia, una mujer con morriña al buen estilo del Art Noveau y una misteriosa fogata entre animales del bosque, estos fueron los personajes principales de los nuevos murales que lucirá el municipio.

«Pensamos que el arte solo se puede ver en los museos, nosotros lo traemos directamente a la calle, al barrio», dice el barcelonés Slim Safont, quien dio una nueva cara a una fachada de la rúa Amil. Su obra tiene como protagonista a una niña, la imagen se inspira en una fotografía familiar de su compañera Nami Gradolí. Ambos piensan que el mural evoca el divertimento dentro del hogar. El mural adquiere mucho sentido justo cuando se supera una temporada de confinamiento en la que las personas estuvieron encerradas en sus casas y buscaban formas de pasar el tiempo.

El sentimiento de la añoranza cobró vida en la pared de la calle Río Miño con la obra en proceso del pontés Edgar Goás Wedo. El muralista buscó conciliar su estilo punky con las pinturas del artista checo Alfons Mucha, reconocido por plasmar la figura femenina de una manera delicada. El pintor hacía uso de ornamentos naturales, un elemento que Wedo toma para dar un toque de morriña, amor por la tierra y las curvas de la naturaleza en su nuevo mural.