Serbikes, el taller de bicicletas con servicio a domicilio

Ruedas y suspensiones son la especialidad de esta pequeña empresa que repara estos vehículos en una nave y en una furgomóvil


Reparación y puesta a punto de bicicletas, en taller y con servicio a domicilio. Pablo Valdueza hace unos años que vio en este segmento una oportunidad de negocio que se ha convertido en un proyecto viable con buenas perspectivas de extender este sistema más allá del área de A Coruña. Serbikes, con un taller físico en una nave a las puertas de Cambre y una furgomóvil equipada que se desplaza por todo el área metropolitana para recoger bicicletas que necesitan reparación, surgió sobre todo por la fascinación que Valdueza tenía hacia esta modalidad deportiva y de ocio. Le interesaban, y se formó para ello, las ruedas y las suspensiones en general, pero especialmente las de estos vehículos y se ha convertido en todo un especialista.

Percibía que el mercado estaba más orientado a la apertura de tiendas de venta de artículos relacionados con la práctica ciclista, pero no había servicio técnico. Pero el paso definitivo de convertir lo que era una afición personal, -«tenía una especie de taller en mi propia casa», asegura Pablo Valdueza- fueron los cursos que realizó gracias al coworking. Se matriculó para formarse en emprendimiento, recibió ayudas y el impulso necesario para que el proyecto que presentó en algunas convocatorias en el CIS de Ferrol lo hiciera realidad. «Sin ese respaldo quizás ahora no estaría donde estoy».

Con una inversión de 50.000 euros, dispuso de todo lo necesario para poner en marcha Serbikes. Tanto en la nave de Cambre -que abrió hace dos años- como en la furgomóvil, que se desplaza por todo el área para reparar en el propio domicilio o recoger los vehículos de dos ruedas que precisan arreglos con más detenimiento y llevarlos a Cambre, para volver a llevarlos a casa ya listos. Donde marca diferencias Serbikes es en el arreglo de ruedas y suspensiones de bicicletas de todas las marcas, al margen de su precio y prestaciones. Los trabajos pueden oscilar entre los 25 y los 300 o 400 euros. Según la avería.

El dueño de esta pequeña empresa está satisfecho con los resultados y ya piensa en expandir el negocio a otra zonas de Galicia. Además, cuando la modalidad eléctrica de estos vehículos y los scooter adquiera más presencia en las calles, adaptará las instalaciones y los conocimientos para atender la demanda que surja entorno a estos nuevos dispositivos móviles.

Mientras tanto no ve a su competencia como rival, sino como un complemento. Pablo Valzuela sostiene que grandes grupos deportivos como Decathlon son sus aliados. «Ellos tiene bastante con sus marcas propias y podemos complementarnos como taller».

Sostiene que la afición a la bicicleta no deja de crecer y todavía le queda tiempo para organizar rutas de senderismo por este medio.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Serbikes, el taller de bicicletas con servicio a domicilio