Una empresa de cátering prevé abrir un restaurante en la rectoral de Bribes

El proyecto, pendiente de una modificación en las normas subsidiarias de Cambre


Cambre

El Arzobispado de Santiago y una empresa coruñesa de cátering firmaron el pasado 5 de diciembre un acuerdo para el alquiler de la casa rectoral de San Cibrao de Bribes, en Cambre, así como la finca en la que se asienta. El objetivo de la empresa es dedicar el inmueble a restaurante y servicios complementarios. De hecho, según consta en el contrato de arrendamiento, «es para uso distinto a vivienda y, en concreto, para uso de hostelería en general, celebración de eventos, actividades lúdicas, recreativas y similares».

Portavoces del Arzobispado confirmaron que la duración de este contrato será de 30 años, a partir de la fecha de la firma, y que la renta será de mil euros mensuales más IVA e IPC anual, «del modo escalonado, como se especifica en el contrato de arriendo». 

Acuerdo por 30 años

El acuerdo suscrito entre ambas partes implica la rehabilitación del inmueble, en desuso desde hace decenios. Así, la arrendataria tendrá que realizar las obras necesarias para el desarrollo de la actividad a que va a destinar el inmueble. «Licencias y autorizaciones de las obras serán a cargo de la empresa», según el contrato. Y, tal y como indicaron desde el Arzobispado, durante los 30 años de duración del alquiler la empresa realizará inversiones que sumarán alrededor de 500.000 euros. «La arrendataria habrá de cumplir toda la normativa y en especial la urbanística, de seguridad y de la ley de Patrimonio. Será responsable de forma exclusiva de cualquier impuesto, tasa, infracción y sanción que pudiera producirse por dichas obras o por la actividad», comentaron.

Trámites urbanísticos

En todo caso, responsables de la empresa indicaron que este plan podría quedar en suspenso ya que las normas subsidiarias del Concello de Cambre no permiten que el edificio religioso sea destinado, a día de hoy, para usos hosteleros o de restauración. De hecho, según indicaron, tan solo sería posible utilizarlo para albergar una residencia de ancianos, «algo en lo que la empresa no está interesada», indicaron desde la compañía. Después de consultar a técnicos y a responsables del Concello de Cambre, es posible que el contrato de arrendamiento se quede en suspenso. «Tenemos que negociarlo con el Arzobispado», indicaron. En este sentido, desde el Concello de Cambre puntualizaron que para permitir el uso hostelero en la rectoral de Bribes sería necesario modificar las normas subsidiarias, «algo a lo que el gobierno local no se opone» y que podría aportar una solución a corto plazo para el futuro del edificio. La otra opción sería esperar a que se aprobase de forma definitiva el Plan General de Ordenación Municipal, algo que podría tardar varios años. 

Beneficioso para la parroquia

El párroco de Bribes, Javier Taibo, reconoció que el desarrollo de un proyecto como este sería un revulsivo y beneficiaría a toda la parroquia: «Sería una buena oportunidad para la creación de empleo y supondría, además, una aportación positiva para las arcas municipales que, a su vez, podría revertir en mejoras para los ciudadano», explicó. También vecinos de Bribes mostraron su ilusión ante la posibilidad de que se restaure el edificio y se le dé un uso hostelero: «Traería moita xente a Bribes. Revitalizaría toda a parroquia», indicaron.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Una empresa de cátering prevé abrir un restaurante en la rectoral de Bribes