«Nos roban, nos sentimos indefensos»

Vecinos de los pisos de alquiler social en la antigua residencia de mayores de A Barcala denuncian subidas excesivas


Cambre / la voz

Hace años que la antigua residencia de mayores Hábitat Plus se reconvirtió en un bloque de estudios y apartamentos de alquiler. El Concello de Cambre firmó un convenio con la empresa propietaria para que el inmueble se destinase a menores de 30 años y mayores de 65, con precios bajos y asequibles. Hace poco que la propiedad cambió de manos y ahora la empresa que la gestiona, Testa Residencial Socimi S. L., está incumpliendo las condiciones de los contratos, según denuncian los inquilinos. Los afectados explican que mucha gente se ha tenido que ir ya que si antes pagaban 250 euros al mes, como media y con los gastos básicos incluidos (agua fría, comunidad, recogida de basura...), ahora hay meses en los que reciben facturas de casi 400 euros. 

Dos órdenes de desahucio

Y la situación se ha agravado en los últimos meses, ya que a al menos dos inquilinos les han llegado cartas de desahucio. «Se trata de un fondo buitre. Lo que quieren es que nos vayamos para alquilar los pisos a mejor precio», denuncian los vecinos. Dicen también que la estrategia que sigue la empresa es mantener el precio del alquiler pero imputar por otro lado a los residentes los gastos que están incluidos por contrato. «Y cuando pedimos justificantes de los consumos no nos los dan», confirman.

Explican que ponerse en contacto con Testa es «muy, muy difícil», ya que pide que todas las gestiones se tramiten vía correo electrónico o Internet. «Eso dificulta la comunicación pero, además, es que la mayor parte de los vecinos son muy mayores, por lo que no tienen e-mail, y mucho menos ordenador. ¿Cómo se van a defender ellos o reclamar que les están cobrando de más? Estamos seguros de que nos están robando, pero nos sentimos indefensos». 

Un nuevo convenio

El gobierno municipal es consciente de esta situación y desde el pasado verano intenta negociar con la empresa una solución que no perjudique a los inquilinos. De hecho, el incumplimiento del convenio en vigor por parte de Testa ha hecho que el Concello de Cambre plantee ahora la firma de otro acuerdo. En virtud de ese nuevo convenio, el Ayuntamiento pasaría a gestionar directamente el alquiler social de la mayor parte de los 134 estudios y apartamentos del edificio, con los requisitos que marque el departamento de Servizos Sociais de Cambre. Otra parte del inmueble podría seguir gestionándolo Testa con precios de mercado libre. «Estamos esperando la respuesta de la empresa. En función de ella, el Concello de Cambre tomará las medidas que estime oportuno para que se cumple el convenio en vigor, o bien se pueda llegar a un acuerdo para firmar esta nueva propuesta», indicaron. Los responsables municipales también confirmaron que finalmente no se ejecutarán las dos órdenes de desahucio que había contra dos inquilinos del área residencial. En un caso, se aplaza hasta el mes de febrero y, en otro, el más inmediato (marcado para el 4 de diciembre) también se suspende hasta febrero, cuando se prevé que se resuelva el trámite para que la afectada reciba una prestación social con efectos retroactivos.

Por otro lado, el PSOE de Cambre, que forma parte del gobierno local, se reunió esta semana con la parlamentaria socialista María Pierrés para tratar el tema de «las cláusulas abusivas» que sufren los vecinos del edificio Hábitat Plus en A Barcala.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«Nos roban, nos sentimos indefensos»