Cincuenta inquilinos de renta baja en Cambre temen quedarse «en la calle»

La firma propietaria del edificio de A Patiña comunicó que no renovará alquileres


Cambre / la voz

Los vecinos del edificio de protección oficial situado en A Patiña, en Cambre, llevan varios días sin dormir bien. Aseguran que están preocupados porque la nueva empresa propietaria del inmueble ha decidido no renovar algunos alquileres sociales (ya lo ha comunicado a dos de los inquilinos) y temen que esa decisión se traslade al resto de vecinos. En el edificio viven más de medio centenar de familias con una renta social, bien por sufrir alguna discapacidad bien por tener una situación de precariedad socioeconómica. «Nos están echando fuera. Y yo no puedo pagar otra renta con los 390 euros que tengo de pensión y con una minusvalía del 69 %. Yo ya me estoy viendo en la calle», relata una vecina del bloque de viviendas. Otra confirma que hay «mucha preocupación» porque la mayor parte de los inquilinos tienen los alquileres subvencionados y pagan una media de 200 a 300 euros por la vivienda. «¿Y dónde vas a encontrar algo así? Lo que hay no baja de 400 euros y, de todas formas, ya es un logro encontrar pisos en alquiler porque escasean mucho».

El Concello de Cambre confirmó que este edificio de protección oficial lo construyó Fadesa hace más de dos decenios y que, tras la quiebra de la empresa constructora, era propiedad de una de las filiales inmobiliarias del Banco Santander, que también se encargaba de la gestión. Sin embargo, hace menos de un mes pasó a manos «dun fondo buitre». El alcalde, Óscar García Patiño, constató que este fondo no quiere renovar el alquiler social «cunha clara actitude especulativa». Indicó también que esta compra «obedece ao simple feito de gañar máis diñeiro de xeito irresponsable e que non pensa na necesidade destas persoas, a maioría cunha renda social baixa». 

«Está todo reservado»

La empresa que gestiona el edificio confirmó que no hay ninguna vivienda disponible. «Ya no hay para alquiler. Todo lo que tenemos es para venta». Sobre el precio de venta de los pisos indicaron: «Lo siento, está todo reservado o ya alquilado».

Desde el gobierno local recordaron que la Xunta fue quien otorgó en su día la licencia para construir el edificio y que es la Administración autonómica la que tiene competencias en vivienda. En este sentido, García Patiño indicó que la Xunta debería activar los protocolos de los que disponga para defender los derechos fundamentales como tener una vivienda digna. Y recordó que el Concello de Cambre no tiene competencias ni viviendas disponibles para poder realojar a estas familias. Por este motivo, el gobierno local ha solicitado al Instituto Galego de Vivenda e Solo y a Política Social una reunión urgente para que acrediten en qué régimen están estas viviendas y qué soluciones se pueden dar a los vecinos. Los responsables municipales indicaron que existe una decena de familias que reciben ayuda de emergencia social mientras que el resto de inquilinos se encuentran en una situación de precariedad socioeconómica que les impide acceder al mercado libre de vivienda.

El alcalde mantuvo ayer por la noche una reunión con los vecinos en A Patiña para determinar y consensuar las medidas que se pueden tomar.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Tags
Comentarios

Cincuenta inquilinos de renta baja en Cambre temen quedarse «en la calle»