Cambre, el último bastión castrexo

.
C.A.

El municipio de Cambre regresó a un tiempo pretérito. Vestidos de castrexos, los cambreses homenajean durante todo el fin de semana a sus valientes ancestros, que aceptaron enfrentarse al temido Imperio Romano cuando este los acusó de injurias, para defender el honor de su tierra. En el penúltimo día de fiesta, la música desperezó a los pueblos castrexos, la domus y el campamento romano. Así, los mercaderes y los artesanos volvían al trabajo y, en un ambiente distendido, se celebraron los primeros Juegos Galaico Romanos. Sorprendió la prueba de lanzamiento de jabalina de 40 kilos. El esfuerzo abrió el apetito de los participantes. Lo saben bien los integrantes de la Agrupación Aires de Sigrás, dedicada a la música tradicional gallega. «Como bos castrexos, logo do esforzo, hai que repoñer forzas con comida e a troula», apuntaban. Durante todo el fin de semana los vecinos de Cambre disfrutaron de recreaciones históricas, talleres y espectáculos musicales. Ayer, la entrega de premios a los vencedores de los juegos castrexos y las peleas de gladiadores fueron algunas de las exhibiciones más aplaudidas. El popular acontecimiento, que en palabras de varios asistentes «va teniendo cada edición más renombre en Galicia», se cerró con un espectáculo nocturno de fuego y acrobacias. Hoy, los curiosos que se acerquen a la feria no deben perderse la dramatización de la firma del pacto de fin de hostilidad entre galaicos y romanos, en el castrum a partir de las 21.30 horas, y el espectáculo de acrobacias que despedirá la cita. Para la III Romaría castrexo romana de Cambre el Concello dispuso de más superficie desbrozada que en ediciones pasadas y habilitó 30 casetas de estilo castrexo, el doble que el año pasado. «Co Galaicoi tratamos de recuperar as romarías tradicionais do Concello de Cambre. As novas xeracións teñen que ter presente a nosa historia», recordaba Oscar García Patiño, alcalde, que tampoco se quiso olvidar de los movimientos vecinales. « O éxito da terceira edición é das asociacións. Cada ano ven máis xente e a caracterización é mellor».Los vecinos ya esperan con ansia una nueva edición y desean que la festividad se pueda celebrar «polo menos dez anos máis» conscientes del «privilexio» que supone tener «un castro no centro do pobo».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Cambre, el último bastión castrexo