Una cambresa reclama un sobrecoste «de años» por la atención a domicilio

El Concello asumirá la compensación dado que la Xunta no responde a su demanda


Cambre / la voz

María Luisa Temprano tuvo un accidente laboral hace 37 años. Cuando salía de trabajar en una empresa situada en el polígono industrial de Espíritu Santo (Cambre) fue atropellada y que quedó tetrapléjica.

Unida a su silla de ruedas de por vida, en el 2008 por fin le concedieron una gran invalidez y tramitó su solicitud para ser beneficiaria del servicio de atención a domicilio que prestan las Administraciones. La nueva ley de dependencia obligó a la Xunta en el 2013 a actualizar las cuotas que estaban pagando las personas dependientes por este servicio. Sin embargo, por alguna razón, se olvidaron de María Luisa. Ella puso varias reclamaciones pero, a día de hoy, siguen en el cajón del olvido.

Cuotas incorrectas

«Estuve pagando durante años una cuota que no me correspondía. De hecho, decían que yo estaba cobrando una pensión mucho más alta de lo que realmente cobro, por lo que la cuota por este servicio tampoco era la que me correspondía». Explica que el precio que le pusieron por la ayuda a domicilio llegó en algunos momentos a 6,83 euros por una hora. «Me correspondían 70 horas al mes, pero yo a ese precio no la podía pagar», recuerda.

Hace poco le confirmaron que la cuota que le corresponde es de 2,86 euros por hora de atención. «Lo que yo reclamo ahora es que me expliquen por qué durante años tuve que pagar ese sobrecoste que no me correspondía», indica. Y más teniendo en cuenta que lleva presentando reclamaciones desde el 2015. «Llevo años esperando una explicación y el dinero», añade. Dice también que desde el 2006 pagó diferentes precios por la ayuda: «Me bajaban y subían el precio: 5,40 euros, 3,60, últimamente a 4,18 euros... pero nunca los 2,96 que realmente me correspondían».

El Concello asumirá el abono

Ante la falta de respuesta por parte de la Xunta, el alcalde del Ayuntamiento de Cambre, Óscar García Patiño, anunció ayer que encargará un informe jurídico y económico para determinar si a esta vecina, cuya pensión de dependencia gestiona el Gobierno autonómico, le corresponde una devolución del sobrecoste que pagó por el servicio y, en caso de ser así, sería el Concello el que asumiría ese pago. «Si es posible, y así lo indican los técnicos, se le abonará el dinero que pagó de más», explicó.

Desde Servicios Sociales confirmaron que la Xunta tendría que haber actualizado la cuota de María Luisa Temprano en el año 2013, pero no lo hizo hasta ahora, con cinco años de retraso.

Asimismo, indicaron también que el Concello se hizo eco de las reclamaciones de esta vecina y también solicitó hasta en tres ocasiones desde el 2015 que pusiera al día la situación de esta mujer y que informase al Ayuntamiento sobre las cuotas que le corresponderían pagar realmente.

Por otro lado, María Luisa Temprano se quejó también de que, en ocasiones, el servicio llega con retraso y se siente «olvidada». En este sentido, expone que «yo llamo y viene, pero hay personas que no pueden llamar... ¿Y qué pueden hacer entonces?», lamenta.

Por su parte, desde el Concello de Cambre indicaron que la empresa que actualmente se encarga del servicio municipal de ayuda a domicilio tiene un margen temporal de 15 minutos para llegar hasta las viviendas de los dependientes. «Y no es habitual que lleguen tarde», explicaron desde el ejecutivo local.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Una cambresa reclama un sobrecoste «de años» por la atención a domicilio