La Iglesia estudia vender la rectoral de Bribes tras la obra de rehabilitación

«Es cierto que ha habido ofertas de compra, pero aún no hemos decidido nada», explican desde el Arzobispado


Cambre / La Voz

El de la rectoral de Bribes (Cambre) es uno de esos largos e interminables expedientes que pueden trascender generaciones de vecinos. Después de años de asomar como una ruina, vallada incluso para minimizar los riesgos de la techumbre en muy mal estado, la Iglesia, titular del edificio, acaba de colocar un nuevo tejado y asegurar uno de los muros próximos al río.

Así que al edificio ya no se le puede llamar ruina, pero aún queda mucho por invertir en su interior. Y quizá el Arzobispado ha considerado que este es el momento clave para tomar una determinación sobre la siguiente evolución de la rectoral. Porque la reforma interior no será la misma si el viejo y señorial inmueble se convierte en hotel o en centro cívico.

Lo que parece claro es que el propio Arzobispado no quiere hacerse cargo directamente de la rectoral. Es un tema muy sensible para los vecinos de Bribes, conocedores de todos los movimientos que se producen en torno a la rectoral, ya que ellos mismos son los encargados de abrir el edificio a los hipotéticos compradores. Y la última vez fue no hace mucho, el 23 de abril. «Ese luns veu o cura con dous homes, parece ser que dunha empresa de hostalería», explica Manuel Martínez, presidente de la asociación de vecinos de Bribes.

Su testimonio encaja con lo que han declarado a este periódico fuentes del Arzobispado de Santiago. «La rectoral de momento no está en venta, es cierto que ha habido ofertas de compra, pero aún no hemos decidido nada», explican.

Triángulo de intereses

Alrededor de esta rectoral se está fraguando un triángulo de intereses que deberán ponerse de acuerdo. En un vértice está la Iglesia, la propietaria del edificio; en otro, el hipotético comprador para fines hosteleros; y en el tercero, el Concello de Cambre que, si bien no es quien para terciar entre las otras dos partes, sí tiene en su mano el cambio de uso de la parcela, que hoy es dotacional para uso público, precisamente el fin que desean los vecinos. «Un centro cívico, ese é o noso desexo», explica Manuel Martínez.

Así, hacer aquí un hotel o restaurante necesita de un plan espacial para el nuevo uso. Y eso pasa por la voluntad del Ayuntamiento de Cambre que, por otro lado, también ha reconocido no disponer del dinero necesario para convertirse en comprador y poner la rectoral al servicio de la comunidad vecinal.

Si bien la Iglesia no ha puesto «de momento» el edificio a la venta, sí ha trascendido al menos una cifra, algo más de 200.000 euros, como punto de partida para una hipotética negociación. A esa cifra hay que añadir una cantidad muchísimo mayor y también muy difícil de cuantificar: el gasto de la rehabilitación integral del interior. Al margen de eso, aún quedan obras pendientes por parte de la Iglesia, como la restauración del palomar, así como el montaje de la chimenea, cuyas piedras han sido numeradas y guardadas en el interior del edificio para su posterior reposición.

Los vecinos no pierden la esperanza de que la rectoral sea finalmente un lugar de encuentro de los residentes. En breve volverán a reunirse con el alcalde de Cambre, Óscar García Patiño, quien ya conoce a la perfección la prioridad de la asociación.

Escuela taller

Hace unos años llegó a redactarse en el Concello de Cambre un proyecto para la rehabilitación del inmueble a través de una escuela taller. «Pero finalmente la falta de fondos europeos nos obligó a aparcarlo», comentan fuentes municipales.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

La Iglesia estudia vender la rectoral de Bribes tras la obra de rehabilitación