La segunda jornada del Festival Cambretoon comenzará hoy, a las 17.00 horas, en centro cultural O Graxal, de Cambre. Lo hará con un homenaje al mexicano Jorge Arvizu, fallecido el año pasado y que era conocido como «el hombre las mil voces» puesto que, según indica Ignacio Benedetti, impulsor del Cambretoon, «dio vida a muchos personajes de dibujos animados, desde Bugs Bunny a Popeye, pasando por Pedro Picapiedra». La sesión de hoy, con entrada gratuita, incluye algunos de sus cortos para dibujos animados más conocidos, dirigidos por Friz Freleng, Frank Tashlin o Chuck Jones, «en una selección pensada no solo para los entusiastas de animación y cinéfilos, sino también para el público infantil», indica Benedetti.

El objetivo de este festival es «mostrar obras maestras de la animación de todos los tiempos difícilmente visionables hoy en día ya sea por la televisión o por sistemas de distribución doméstica», explicaron los organizadores. Algunas de las proyecciones de esta primera edición, «conmemorando el centenario del tecnicolor, en positivos cinematográficos, vienen directamente de la Berlinale», destacó Benedetti.

La programación de hoy continuará a las 20.00 horas con una muestra no competitiva de animación gallega en la que se proyectarán, entre otros, trabajos como Minotauromaquia: Pablo en el laberinto, «uno de los diez

hitos del cine gallego», o Sangre de Unicornio, de Alberto Vázquez, nominado este año a los premios Goya.

Cambretoon concluye mañana, sábado, con proyecciones partir de las 12.00 y las 16.30 horas y una sesión de clausura, a las 20.30 horas con varios cartoons prohibidos como Bacall to Arms (1946) una parodia de Tener o no tener, con Bogart y Bacall, y «con la secuencia censurada actualmente, al final, en la que Bogart se mofa de un negro», explica Benedetti.

oferta de ocio

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Las mil voces de Arvizu