La tortilla de Betanzos tiene competencia

MARCO SORIANO DE TEJADA

BETANZOS

El mundo de la tortilla va más allá de Betanzos. Aunque le tenemos un cariño especial por lo buena que está, hay tantas recetas como comensales dispuestos a probar diferentes combinaciones sin perder su esencia, que son el huevo y la patata.

18 ago 2021 . Actualizado a las 08:28 h.

Hacemos un recorrido por la geografía española para conocer todas las variedades que se ofrecen de este exquisito plato.

En salsa de callos (Madrid)

Si hay algo más castizo que los callos a la madrileña, son estos callos con una tortilla de patatas. A pesar de que es un invento reciente, cada vez gana más adeptos y se está convirtiendo en el plato estrella de muchos establecimientos de la capital. Aunque existen dos versiones, una rellena con el guiso y las patatas y otra sencillamente con el guiso por encima, esta última es la que triunfa. Casa Dani, La Ancha o el brunch castizo de Arado, son tres referentes de esta arriesgada combinación. 

Guisada (León)

Estamos hablando de una receta que surge de la cocina sostenible y de aprovechamiento, ya que se comenzó a hacer para dar una segunda vida a los restos de la tortilla de patatas que se secaban. Se trata de hacer un guiso que se compone de cebolla, pimientos ajo y pimentón, en el que posteriormente mantendremos la tortilla para que se empape bien en él y recupere su jugosidad. Se ha convertido ya en uno de los platos básicos de la gastronomía leonesa, y a pesar de que hasta los restaurantes de alta cocina tienen su versión, las más famosas son las de restaurantes como Prada a Tope y cuevas populares de la zona de Valdebimbre como la de la Cueva del Cura o la de San Simón.