Fercar resiste con 5 empleados tras el incendio del 2019 y el golpe de la pandemia

Toni Silva BETANZOS / LA VOZ

BETANZOS

CESAR DELGADO

Comienzan a reconstruir en Betanzos la misma estructura que devoró el fuego

27 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

En octubre se cumplirán dos años del pavoroso incendio ocurrido una madrugada en el polígono de Piadela, en Betanzos. El fuego aniquiló por completo el espacio que ocupaba la nave de Fercar Europa, una firma local de recambios de automoción. A la mañana siguiente, después de que los bomberos de Betanzos hubieran dominado aquel gran incendio con la ayuda de los parques de Ordes y Arteixo, una imagen encogía los corazones: en el exterior, los trabajadores mantenían a la empresa con un hilo de vida respondiendo las llamadas que llegaban a los terminales que habían sido rescatados por los bomberos. Sentados en la acera comunicaban a sus clientes que el pedido que encargaban sería imposible, para posteriormente informarles de lo ocurrido.

Pero la empresa -que en ese incendio vio volatilizarse alrededor de 3 millones de euros- está volviendo a levantarse. Actualmente exhibe una impresionante estructura metálica que quiere replicar los 25 primeros años de vida antes del fuego. «Se va a construir exactamente igual que antes», explica el empresario Fernando Durán, como si copiar la vieja nave fuese una metáfora de recuperar los buenos tiempos.

Nueva estructura de Fercar Europa levantada en el polígono de Piadela
Nueva estructura de Fercar Europa levantada en el polígono de Piadela Atr

Si el fuego puso a Fercar contra las cuerdas, la pandemia del coronavirus le dio la puntilla. «Íbamos aguantando como podíamos, mantuvimos la plantilla hasta el 30 de junio del año pasado, pero entonces ya no pudimos más», señala Durán. Para llegar vivos a aquel día el empresario se vio obligado a vender una nave de Coirós y trasladarse a un espacio en la esquina sadense del polígono de Espíritu Santo. «Ahora apenas somos cinco de once, los que se fueron lo entendieron perfectamente, era imposible soportar una empresa así, después de ese golpe y con el mercado paralizado -reflexiona Fernando Durán-, pero estamos intentando mantener el contacto con todos ellos porque mi deseo es que regresen cuando Fercar Europa vuelve a funcionar como antes».