María Barral, alcaldesa de Betanzos: «Soy muy tozuda»

BETANZOS

PILAR CANICOBA

«No tengo vacaciones. Intentaré algún fin de semana hacer algo especial; ir de cámping con mis hijas»

22 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

María Barral (Betanzos, 1973) habla con una cadencia lenta y se muestra como una mujer cercana, firme y valiente. Me recibe en su despacho y encaja con humor una entrevista que me filtró un buen amigo de cuando la hoy alcaldesa por el PSOE era una adolescente que jugaba al fútbol sala. Y respondía a preguntas como «¿Le gustaría ir a la Luna?»

-Aquí decía que le encantaría. ¿Lo mantiene?

-Ja, ja. No. Ya no quiero ir a la Luna. Me muero de miedo.

-Parece que la cosa va regresando a la normalidad. ¿Ya ha planificado sus vacaciones?

-No tengo vacaciones. Intentaré algún fin de semana hacer algo especial; ir de cámping con mis hijas. Cuando estaba el Festival de la Luz íbamos allí de cámping. Cosas así.

-¿Cuánto hace que no coge 15 días de vacaciones?

-En mi vida los he cogido. Ni antes de ser alcaldesa.

-Lleva muchos años en el Concello, pero no he averiguado a qué se dedicaba antes.

-Soy concejala desde el 2004. Antes estudié Matemáticas y daba clase en una academia. Primero fui empleada y después me hice cargo con otra socia. Lo dejé cuando empecé como alcaldesa. Me encantaba dar clase. Me lo pasaba muy bien.

-¿Mejor que como alcaldesa?

-Sí, sí.

-Hombre, aquí también tendrá alegrías.

-Muchas, pero también muchos problemas. Como pasármelo bien, me lo pasaba mejor allí.

-Y eso que el profesor de matemáticas no suele ser un tipo muy querido.

-No. Pero yo estaba en una academia, no en un instituto. Intentaba hacerles entender las matemáticas de una forma amena.

-¿Diría que la política y las matemáticas tienen algo que ver?

-No. La política es más emocional y las matemáticas son exactas. En la política el camino no siempre es tan recto como en las matemáticas. Pero a mí me apasionan las dos.