Los vecinos de Piadela, en Betanzos, reclaman atención

D. Vázquez BETANZOS / LA VOZ

BETANZOS

MARCOS MÍGUEZ

Los vecinos recogen firmas de nuevo para lograr conexión por fibra óptica

24 may 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Piadela no se restringe a un polígono industrial. Es una de las parroquias de Betanzos y sus vecinos han decidido darle visibilidad, emulando a Teruel existe, para conseguir un trato del siglo XXI para una población que reclama una salida al aislamiento digital en un mundo cada vez más tecnificado.

«Siempre hemos tenido problemas con las telecomunicaciones, pero en el confinamiento se agravó, porque todos funcionamos con datos del móvil y se nos caía la conexión. He tenido que mandarles vídeos a mis alumnos por los problemas que había», explica la profesora Ruth Alonso, a modo de ejemplo de las vicisitudes que supone teletrabajar tirando de enlaces deficitarios ante la falta de fibra óptica en la zona. Junto a su marido, el músico Mario Rodrigues, son los portavoces del descontento vecinal, que trasladaron con el respaldo de 105 firmas a la alcaldesa, María Barral, el pasado septiembre. «Lo que pretendemos es lograr fibra óptica, porque a nuestro alrededor la tienen, pero el pueblo de Piadela y Viladesuso, no», relata Mario. Ante la falta de avances, los afectados han emprendido una nueva campaña de recogida de firmas para remitírselas directamente a Movistar con sus demandas.

La regidora indicó la pasada semana que negocia con la Secretaria de Estado de Telecomunicaciones la ampliación de la fibra óptica a varios núcleos rurales, entre ellos Piadela, pero los vecinos reclaman avances más tangibles. Los residentes en la zona son quien de recitar como una letanía las distintas ofertas de las distintas compañías, y también la falta real de velocidad para atender desde sus casas cuestiones como teletrabajar o realizar el seguimiento de las clases.