Betanzos reivindica de nuevo los descuentos en el peaje de la AP-9 para sus vecinos

Reclama al Estado y a la Xunta que negocien rebajas a los usuarios cuando realicen la ida y la vuelta en el mismo día


Betanzos / La Voz

El gobierno local de Betanzos lamentó que un año más los vecinos de este municipio y de toda la comarca tengan que «padecer una nueva subida de los peajes» y no se tengan en cuenta sus peticiones a la hora de liberalizar el tramo entre A Coruña y la comarca brigantina en los peajes de Macenda y Guísamo, según explicó la alcaldesa, María Barral.

La propuesta de Betanzos, refrendada en su día por el Consorcio das Mariñas y, recientemente, por el Ayuntamiento de Cambre, fue trasladada a la Xunta con el fin de que el gobierno autonómico y el del Estado negocien con la concesionaria, «como fixeron no seu momento no sur de Galicia, e liberalicen, como mínimo, estas peaxes nos desprazamentos de regreso». Sobre esa propuesta, que el gobierno local pretende recuperar y en la que insistirá nuevamente, no hubo ninguna respuesta positiva.

La alternativa planteada desde Betanzos pasa porque «as Administracións implicadas (Ministerio de Fomento e Xunta) negociasen coa concesionaria a adopción de medidas que incentiven e promovan o uso da AP-9 cara A Coruña e os concellos do seu primeiro cinturón (Culleredo, Oleiros e Cambre) dende Macenda e Guísamo como alternativa á N-VI, como se fixo xa noutros puntos de Galicia, a través de liberar de pagamento a viaxe de volta entre estas peaxes sempre que se realice o traxecto de ida e volta no mesmo día».

La N-VI no es una alternativa

El gobierno local considera que la N-VI, a pesar de algunas mejoras, por sus características no es un vial que pueda soportar en estos momentos «a densidade de tráfico que soporta» a diario, y que aumentó año tras año, debido, especialmente, a la subida de tarifas de la autopista.

Paralelamente a esta reivindicación, el Concello de Betanzos presentó hace dos años una denuncia ante la Unión Europea por la exención del 95 % en la base imponible del IBI a Autopistas del Atlántico SA que se aplica de acuerdo a una bonificación fiscal aprobada en una ley de 1972 y que seguirá vigente hasta el 2023. Esta bonificación, sin compensación alguna por parte del Estado, colisiona frontalmente con el mandato del artículo 9.2 de la Carta Europea de Autonomía Local al privar a las entidades locales de una parte muy importante de sus recursos financieros para hacer frente a sus competencias.

En el caso de Betanzos, la Tesorería Municipal calcula que la cantidad que dejó de percibir el Concello en el momento de presentar la demanda (2014-2018) es de 519.429 euros. Los servicios jurídicos municipales consideraban que no podía existir una norma jurídica que contravenga los principios de los Tratados de la Unión Europea. Consideraban que la exención del 95 % en la base imponible del IBI generaba una disminución de los ingresos de la Administración Local, y, en definitiva, una quiebra del principio de suficiencia financiera que sanciona la Carta Europea de Autonomía Local, sin que el Estado compensase de ninguna otra forma a los entes locales de esta exención o disminución de ingresos para hacer frente a sus competencias.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Betanzos reivindica de nuevo los descuentos en el peaje de la AP-9 para sus vecinos