Para ver al bebé más cerca de casa

La gerencia del área sanitaria decide descentralizar la monitorización fetal en la recta final del embarazo para evitar que las mujeres de la comarca coruñesa tengan que desplazarse a A Coruña


A CORUÑA

Con la barriga ya grande y las habituales incomodidades de un embarazo avanzado, las mujeres de la comarca se ahorrarán viajes al centro de especialidades del Ventorrillo, en la ciudad herculina. Hasta ahora, en el área sanitaria de A Coruña y Cee, la monitorización fetal en las semanas 38-40 de la gestación se realizaba en el citado centro por una matrona y, una vez hecha la eco, la futura mamá acudía a ser vista por su tocólogo de referencia también en A Coruña, o bien en Betanzos (para aquellas gestantes de los centros de primaria del municipio brigantino, Aranga, Coirós, Irixoa, Abegondo, Oza-Cesuras, Miño, Paderne, Vilarmaior, Curtis, Sobrado, Vilasantar, Sada y Bergondo. Además, el tocólogo de Carballo se encargaba de las citas de las embarazadas de Coristanco, Malpica, Ponteceso, Cabana, Laxe, Laracha y Cerceda.

 Para facilitar la accesibilidad de las embarazadas que tienen a sus tocólogos de referencia en Betanzos y Carballo y evitarles desplazamientos, la gerencia del área sanitaria ha decidido descentralizar la monitorización fetal, de modo que desde ahora ya no tienen que viajar hasta A Coruña para acudir a las citas en el centro de especialidades del Ventorrillo,

En coordinación con el Servicio de Obstetricia, el de Admisión, la Unidad de Agendas y los servicios de atención primaria implicados se decidió dotar de monitores fetales a los servicios de Betanzos, Carballo, y también a los de Cabana y A Laracha, para llevar a cabo las ecografías de las mujeres que residen fuera del ámbito del casco urbano coruñés. Además, se solicitó a los servicios centrales del Chuac la creación de una cita específica de monitores en las agendas de las matronas, las profesionales encargadas de realizar este seguimiento, cuyas consultas se coordinarán con las de los tocólogos de los centros de especialidades de Betanzos y Carballo para citar a las mujeres en la misma semana. «En algunos casos, en Betanzos podrá hacerse en el mismo día el monitor y la visita médica, y en el resto intentaremos que sean con dos o tres días de diferencia», explica Enrique González, director de Enfermería del Chuac.

En el 2019, se llevaron a cabo un total de 2.376 monitorizaciones fetales en el final del embarazo, 1.876 de ellas a mujeres con tocólogo en la ciudad de A Coruña, 165 de gestantes cuyo médico estaba en el centro de especialidades Betanzos, otras 316 con doctor en Carballo y 19 a mujeres desplazadas.

Según los cálculos realizados, esta descentralización de los monitores en las comarcas de Betanzos y Carballo beneficiará, cada año, de forma directa a medio millar de futuras mamás, aunque de forma indirecta afectará, solo en la comarca coruñesa, a las 10.786 mujeres en edad fértil que tienen en Betanzos sus obstetras de referencia y a otras 15.116 de la comarca de Bergantiños. Todas ellas tendrán más cerca los ecógrafos, disponibles para la monitorización del final del embarazo, pero que también podrán ser utilizados para otras pruebas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Para ver al bebé más cerca de casa