La Xunta y el Concello difieren sobre las goteras del aulario del Vales Villamarín

El gobierno local alertó de más filtraciones, que Educación vincula a un atasco


A Coruña

La Xunta y el Concello de Betanzos tienen diferentes versiones sobre lo que acontece en el comedor del colegio Vales Villamarín los días de lluvia. Al mediodía el gobierno local indicaba que volvía a haber filtraciones y recordaba que tras unos incidentes similares el día 16, estaba a la espera de que la Xunta acometa los trabajos necesarios que eviten las goteras. «No corresponden a falta de mantenimiento por parte del Concello y sí a problemas constructivos como manifestaron los técnicos de la Xunta que visitaron el edificio el 17 de enero», aseguró el concejal de Educación, Andrés Hermida, respondiendo así al PP, que en los últimos días achacó el problema a la gestión municipal.

Sin embargo, desde la Xunta se explicó que el Concello había enviado a un fontanero para conocer qué pasaba, inspección a la que asistió la Unidade Técnica de la consellería, y aseguró que se constató que «as filtracións son provocadas unicamente polo atasco dalgunhas partes das baixantes por falta de mantemento (que corresponde ao Concello)». Precisó que «durante esta inspección comprobouse que un dos cóbados dunha das baixantes estaba tupido totalmente por unha planta, que se retirou». Además, negó la mayor, que se produjeran inundaciones el miércoles, atendiendo a lo que les indicó la dirección del centro. «En calquera caso podería saír auga parada na placa dos pasados días», matiza. Además, matizan que los análisis técnicos no detectaron ningún defecto constructivo «e os traballos para evitar a entrada de auga son de mantemento e corresponden ao Concello».

Sin embargo, el edil de Educación dijo que «el Concello hizo el trabajo de mantenimiento como le corresponde, y el origen de estas filtraciones está en los canalones, pero no porque estén sucios como pretende vender el PP de Betanzos, sino porque en los trabajos constructivos se han tapado y cuando llueve rebosan. Ese es el origen de las filtraciones. El agua no circula, aumenta el nivel en el cubierta del edificio y luego se filtra hacia la zona del comedor», puntualizó el concejal, que asegura que «no hace falta ser técnico ni especialista en la materia para darse cuenta de dónde viene el problema».

Además, Hermida solicitó que Educación acometa las obras para subsanar el problema.

Tras la anterior inundación, la Consellería de Educación había enviado una unidad técnica al Vales Villamarín para comprobar las filtraciones y había anunciado que decidieron que «vaia unha empresa especializada para ver con total seguridade de onde proceden». Según el Concello de Betanzos, los técnicos remitidos por la Xunta habían revisado minuciosamente la cubierta del aulario y no encontraron explicación para la cantidad de agua que se filtrara al comedor. 

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Xunta y el Concello difieren sobre las goteras del aulario del Vales Villamarín