Betanzos estrenará en el 2020 el primer crematorio de la comarca

La Voz BETANZOS / LA VOZ

BETANZOS

CESAR DELGADO

Los promotores tuvieron que esperar 9 años para iniciar las obras

25 sep 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

Cuando los gestores del tanatorio Mariano de Betanzos solicitaron el permiso para la construcción de un crematorio, Iniesta aún no había marcado el gol del título mundial de España. «Fue ese año, en el 2010, ahí dimos el primer paso y no imaginamos esperar tanto», explica Mariano García, uno de los responsables del tanatorio brigantino. Esta semana han comenzado los trabajos en una parcela de 3.500 metros cuadrados junto al aparcamiento del cementerio municipal. «Nuestra intención era hacerlo a las afueras, en la carretera de Miño cerca de la gasolinera, pero el alcalde nos dijo que ya estaba previsto el equipamiento junto al cementerio para este tipo de infraestructuras», explica Mariano. Entonces, el primer regidor era Manuel Lagares. Ha sido una lucha burocrática titánica, empezando por la Lei de Solo. «Hasta que no entró en vigor la nueva no pudimos hacer nada», recuerda Mariano a pie de obra, que tendrá una duración de diez o doce meses, por lo que el crematorio estará listo dentro de un año.

El proyecto se vio ralentizado por las exigencias de Patrimonio en dos ocasiones, siempre a causa del Camino Inglés. «Cuando comenzamos el proyecto, la ruta pasaba por arriba, pero luego la cambiaron a la parte de abajo y tuvimos que volver a Patrimonio de nuevo», recuerda el promotor del crematorio. Y hubo más: cuando iniciaron los trámites el edificio, en forma de L, guardaba seis metros de distancia con respecto a la carretera de la Diputación. Pero el arquitecto tuvo que rehacer la composición porque la nueva ley pasó a exigir 15 metros.